Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andrei Sajarov y su esposa pueden volver a plantearse hoy su huelga de hambre

La huelga de hambre del disidente soviético Andrei Sajarov -premio Nobel de la Paz de 1975- entra hoy en un día clave. La esposa de su hijastro, Lisa Alexeieva, fue convocada ayer para que esta mañana visite las oficinas del OVIR (organismo de la URSS encargado de conceder, o negar, los permisos de viaje al extranjero).

Sajarov y su esposa, Elena Bonner, iniciaron el 22 de noviembre una huelga de hambre que no pensaban interrumpir hasta que Lisa obtuviera su visado para poder salir del país y viajar a Estados Unidos, donde se encuentra Alexei Semionov, hijo de un anterior matrimonio de Elena Bonner, y con el que Lisa se casó por poderes.Ayer tarde se conocía también en Moscú el último mensaje enviado por Sajarov el pasado martes desde su destierro de Gorki (a unos cuatrocientos kilómetros al este de Moscú), En él, el premio Nobel de la Paz se manifesta dispuesto a seguir su protesta hasta las últimas consecuencias. "Es un combate por la libertad", escribía.

Andrei Sajarov y Elena Bonner se encuentran hospitalizados desde el final de la pasada semana, y en la capital soviética se sospecha que estén siendo obligados a ingerir alimentos.

Las repercusiones internacionales de esta protesta del más conocido disidente soviético han puesto al Kremlin en un duro brete, Por ello, no sería de extrañar -según se especula en medios occidentales de la capital soviética- que hoy le sea concedido a Lisa su visado de salida de la URSS.

Si permiten la marcha de Lisa Alexeleva, las autoridades soviéticas cortarán el principal lazo de unión entre el académico-disidente y el resto del mundo. Lisa se había convertido en los últimos tiempos en una buena auxiliar de Elena Bonner en los contactos con la Prensa extranjera y eran ambas las que informaban sobre la vida en el destierro de Andrei Sajarov.

Sin embargo -y aunque Lisa pueda viajar a Estados Unidos-, nadie cree que cambie la actitud de las autoridades soviéticas respecto al propio Sajarov. En medios oficiales se sigue afirmando que el académico -que hace ya muchos años que abandonó la investigación- conoce secretos militares, por lo que su destierro es "vital" para el futuro desarme.

Por su parte, el Papa "sigue con preocupación" la evolución de la salud de los esposos Sajamv, según indicó ayer el portavoz de la Santa Sede, Romeo Panciroli. Según éste, la preocupación de Juan Pablo II había sido comunicada hace algunos días por Achille Silvestrini, secretarlo del Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia a una delegación del Comité Europeo Sajarov, que él recibió en el Vaticano.

El Gobierno británico lanzó ayer un llamarniento urgente al Gobierno soviético para que conceda a Andrei Sajarov y a su esposa las libertades a las cuales ambos tienen derecho como todos sus conciudadanos" y también para que "autoricen a su nuera reunirse con su esposo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de diciembre de 1981

Más información

  • Su nuera, Lisa Alexeieva, convocada en la oficina de pasaportes