Un artesano de Asturias realizó la cartera que el príncipe Felipe llevará al colegio

Felipe Prieto, prodigioso artesano del cuero, apasionado por el diseño y la innovación, profesor de pretecnológicas en EGB, ha sido el encargado de realizar la cartera de cuero que la Fundación del Principado de Asturias regalará al príncipe Felipe para que pueda llevar en ella sus libros a clase a partir de este mismo curso. Felipe Prieto, que enseña a los niños a trabajar con las manos, faceta en su opinión, mucho más importante, por ejemplo, que el aprendizaje del inglés, del que también da clases en el colegio Baudilio Arce, de Oviedo es el poeta en bable más respetado en la actualidad, y como Clarín se siente profundamente asturiano pese a haber nacido en Zamora.

Después de finalizar su jornada laboral como maestro, Prieto acude diariamente a la tienda de artesanía Escanda, que lleva su mujer, para trabajar el cuero durante tres horas. En cuanto entra a la citada tienda un alemán se lleva, sin pensárselo dos veces, un arca. Por eso le llaman "el arca del alemán". La perfección de su trabajo llega al extremo de que incluso indios autóctonos se han quedado maravillados en Oviedo al contemplar objetos que podían haber sido hechos por sus antepasados. "Esto no es el mero souvenir. Tal parece que es obra de generaciones muy anteriores a la nuestra", comentan, mientras les empaquetan sus compras, que llevan, emocionados, para Norteamérica. Prieto acudió un año a la fiesta del descenso internacional de piraguas del Sella, totalmente disfrazado de indio con piezas (ropa, mocasines y tomajawk -hacha de piedra-) realizadas a mano por él mismo. Desde muy pequeño sintió un gran interés por la etnología. El estudio del comportamiento de los pueblos primitivos y de sus costumbres es una de sus aficiones más notables. Así, en contacto con los campesinos asturianos, aprendió a expresarse en bable a través de unos poemas que incluso han encontrado una acogida favorable entre los más furibundos antibablistas.Una confusión deshecha por la investigación realizada por EL PAIS ha devuelto la tranquilidad al artista, que se encontraba ligeramente dolido por la falta de cualquier tipo de comentario sobró la cartera de cuero que la Fundación del Principado de Asturias le había encargado para el príncipe Felipe, en cuyo diseño, trabajo y acabado volcó todo su arte. "Me ha llevado", dijo a este periódico, sesenta horas de trabajo a mano. He dado las puntadas más pequeñas posibles en un cosido con lino (muy difícil de encontrar) y he puesto costuras dobles. Tiene una apariencia muy simple, con un solo detalle que, podríamos considerar lujoso: el escudo del Principado de Asturias, al que dediqué todo un día, aunque coser el asa a mano lleva más tiempo, pero eso es más difícil de valorar. Todas las piezas las he diseñado una por una".

El 26 de julio de 1976 los reyes Juan Carlos y Sofía, que visitaban, en Santiago, la exposición Artesanal-3, se dirigieron a la mesa donde Felipe Prieto hacia sus cosas. "De pronto", comenta ahora, "la reina Sofía me interrogó: «¿Con qué grado de humedad trabaja usted el cuero?». La espontaneidad con que hizo la pregunta y su interés por otros detalles concretos demuestran que es una experta, que sabe, en fin, valorar muy bien este oficio artístico. Por eso a mí me extraña no tener conocimiento de reacción alguna sobre la cartera que, según mis noticias, la Fundación tenía pensado entregar al príncipe Felipe con motivo de su reciente visita a Oviedo". Este periódico pudo saber posteriormente que el príncipe de Asturias recibirá la cartera en un acto que se celebrará próximamente.

Prieto realizó unos cursillos de artesanía en Escocia, pero se considera un autodidacta que comenzó tallando la madera para pasar pronto al cuero. A su regreso de Escocia, hace doce años, se introdujo en el campo profesional. Primero trabajó en su propia casa con utensilios viejos, difíciles de encontrar. En cuanto alcanzó una cierta estabilidad económica montó una tienda-taller. En su trabajo, totalmente manual, utiliza el cuero natural con un mínimo de herrajes y aplica técnicas muy diversas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 03 de noviembre de 1981.