Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iminente decisión de la comisión de conflictos del PSOE sobre la expulsión de Alonso Puerta

La comisión de conflictos del PSOE se pronunciará de manera inminente sobre la expulsión del partido del segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Alonso Puerta, solicitada por la ejecutiva regional de la Federación Socialista Madrileña (FSM), según pudo saber en la tarde de ayer EL PAIS en medios próximos a la secretaría de política municipal de los socialistas madrileños y entre algunos miembros de la Corporación municipal. Esta petición, contenida en las conclusiones del largo informe remitido a la Ejecutiva Federal del PSOE sobre el escándalo originado a raíz de la denuncia efectuada por Alonso Puerta sobre supuesta corrupción en la Corporación madrileña, corresponde ser resuelta por la comisión de conflictos federal dada la condición de cargo público que ostenta el militante sobre el que recae la supuesta falta.

Tras la reunión informativa mantenida ayer por la ejecutiva regional de la FSM, sustrayéndose el tema del ámbito municipal donde originalmente estaba centrado, el aparato del partido parece haber decidido resolver el escándalo de manera inmediata, por lo que para esta misma tarde ha sido convocado el comité de conflictos federal, que recibirá de la ejecutiva de igual ámbito el informe que, al cierre de esta edición, estaba aún siendo mecanografiado por la secretaría regional de política municipal.El informe elaborado por la ejecutiva regional de la FSM consta de unos sesenta folios y está dividido en cinco apartados, el primero de los cuales recoge una visión de la reunión del equipo de gobierno municipal mantenida el pasado día 21 y en la que Puerta planteó la solicitud de cese para los delegados de Hacienda y de Saneamiento y Medio Ambiente, Aymerich y Espelosín, respectivamente.

La segunda parte del informe recoge un dossier de Prensa con todas las declaraciones en torno al escándalo; la tercera parte es un pormenorizado informe articulado cronológicamente sobre todas las incidencias del tema, y se cierra con las declaraciones de todos los implicados en el mismo. La conclusión del informe de la ejecutiva regional de la FSM recoge la petición de expulsión del partido para Alonso Puerta.

Puerta aún confía en su partido

Por su parte, Alonso Puerta, al conocer en la tarde de ayer por este periódico la petición de expulsión que pesa sobre él, reiteró su convencimiento de que "ha quedado totalmente probada la responsabilidad política de ambos delegados, lo que justifica mi petición de su inmediato cese. Sigo, no obstante, confiando en mi partido, pero a la vez agotaré todas las posibilidades de manifestar mi postura ante la sociedad española".

Previamente a que Puerta conociera la petición de que sea expulsado del partido socialista, en declaraciones a este periódico había enjuiciado como inoportunas, por cuanto aún no había tenido lugar la reunión informativa de la FSM, las declaraciones contrarias a su comportamiento por parte de algún miembro de la ejecutiva de Santa Engracia, como, por ejemplo, Carmen García Bloise y Guillermo Galeote. "A mí no me ha llamado nadie de la ejecutiva federal ni nadie ha escuchado mis argumentos, salvo los que asistieron a la reunión de la FSM en la que cada uno informó de lo que sabía"

"Al interiorizar el problema en el partido puede funcionar un sistema de valores distinto y utilizable en favor de los intereses de quienes están en contra de mi valoración política. Por otra parte, la imagen que se ha dado de la sesión informativa de la FSM, como un juicio político, es, además de falsa, una injusticia notable, por cuanto la FSM, supuestamente implicada en los hechos que se investigan, aparecería como juez y parte", agregó Puerta.

"Si me obligan a ser un socialista sin carné, no dejaré por ello de ser socialista".

La rápida tramitación que dentro del partido ha llevado el escándalo originado con la denuncia de Alonso Puerta en el equipo de gobierno municipal ha impedido, quizá, que los concejales socialistas hayan tenido oportunidad de discutir en el marco del Ayuntamiento el problema planteado. La reunión de concejales convocada por Alonso Puerta para el pasado martes, día 22, cuando el escándalo estaba ya en la calle, fue desautorizada por el alcalde, que, curiosamente, después no asistiría a la reunión informativa en la FSM. Mientras ésta tenía lugar, Enrique Tierno visitaba en varios centros sanitarios de Madrid a los enfermos afectados por el envenenamiento por aceite tóxico y, en rueda de Prensa, informaba de la actuación municipal en este asunto.

Movimientos de solidaridad

Los concejales identificados con la línea de Puerta en la FSM iniciaron en la tarde de ayer un cierto movimiento de reuniones y contactos que no se descarta podría concluir en alguna postura conjunta de rechazo a la medida sancionadora acordada por la ejecutiva regional contra el segundo teniente de alcalde. Este, mientras tanto, mantenía su intención de reunir a los concejales socialistas, para lo que ya había logrado del alcalde el oportuno compromiso para que este encuentro tuviera lugar en las próximas horas.

De otra parte, también en la tarde de ayer se sucedieron las reuniones y encuentros en la planta noble de la Casa de la Villa, donde tienen sus despachos el alcalde y los tres tenientes de alcalde.

Los intentos de este periódico para recoger alguna reacción a la posible expulsión de Puerta entre los otros dos grupos políticos en el Ayuntamiento resultaron vanos. Eduardo Mangada, portavoz comunista, aseguró desconocer la petición de la ejecutiva regional de la FSM, no queriendo dar crédito a la información que en este sentido le facilitaba este periódico, e insistiendo en no opinar sobre algo que trasciende el marco municipal. Entre los centristas, el mutismo fue similar, negándose a opinar sobre algo que consideran todavía ajeno al Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de septiembre de 1981

Más información

  • Propuesta por la ejecutiva regional de la FSM