Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La boda real y Hunosa

Todavía recuerdo la grata sensación que me produjo la lectura de su libro La Prensa y la calle y sobre todo el pasaje que usted dedicaba a la sección de Cartas al Director; amparándome en esta su voluntad y en la mía, en tanto habitual lector de su periódico, es por lo que me dirijo a usted, para manifestarle mi sorpresa e indignación al leer el diario de fecha 26 dejulio de 1981.Me pregunto bajo qué conceptos (periodísticos no, por supuesto) se puede relegar, casi ocultar, una noticia como la muerte de cinco mineros en Asturias (aparece en una pequeña nota, en la sección Regiones) y por el contrario un acto folklórico, no se le puede llamar de otra forma, como es la boda de Carlos y Diana, merece lugar preferente en portada (foto incluida) y un tratamiento especial, extenso y, por supuesto, incomprensible.

MÁS INFORMACIÓN

Esta es la gota que faltaba para colmar el gran vaso de mi irritación hacia su periódico. Su continuo olvido de los sucesos que realmente nos preocupan a los españoles de a pie (la gran mayoría de sus lectores), sucesos como la continua agresión fascista, agresiones de los mal llamados vigilantes del Metro, etcétera; sucesos que en su opinión carecen de importancia y son olvidados o relegados a pequeñas notas.

Pero no creo que el problema esté ahí, sino en que su periódico, amparándose en su aureola de diario liberal y de la izquierda democrática, está haciendo el juego a la gran derecha y con ello engañando a todos sus lectores.

No me queda más que apelar a su sentido de la libertad de expresión para solicitarle publique esta carta de un lector que nació para EL PAIS un día de mayo de 1976./

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 31 de julio de 1981