Explosiona el coche de un policía nacional y éste sólo resulta herido levemente

Un policía nacional, Pedro León, de unos treinta años de edad, sufrió sólo heridas leves en una de sus manos tras hacer explosión el coche particular, un utilitario, en el que circulaba por una calle de Valle Guerra (Tenerife), zona próxima a su domicilio.

El automóvil quedó completamente destruido a causa de la explosión de algunos cartuchos de dinamita que habían sido conectados, según parece, al mecanismo de luz intermitente del coche. En fuentes policiales se descarta cualquier móvil político en relación con este suceso.«Ha sido un auténtico milagro», señaló a este periódico un subteniente de la Policía Nacional en el lugar del atentado, ante el aparatoso estado en que quedó el coche. León Arias transitaba poco antes de la explosión sin que hubiera observado nada raro en el funcionamiento de su automóvil. Cuando se disponía a poner el intermitente para realizar una maniobra fue cuando recibió el duro impacto. A pesar de ello, el ocupante pudo salir poco después por su propio pie del interior del vehículo, con algunas heridas de escasa consideración en una de sus manos.

El accidentado disfrutaba de un período de vacaciones, y en el momento del atentado vestía de paisano. Hace seis años que, ingresó en el cuerpo y nunca ha sido objeto de amenazas o situaciones conflictivas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS