Entrevista:

"En tres meses, Visomsa estará construyendo en otras zonas de España"

Se otorga a sí mismo tres meses de plazo para darle a su nueva empresa una dimensión nacional frente a la exclusivamente madrileña que ha tenido hasta ahora. Quiere conseguir que la Administración española, a través de ella, pueda colaborar en la promoción de viviendas en Latinoamérica.

Ángel González Chillón, 41 años, casado y con cinco hijos, ingeniero aeronáutico, aunque nunca llegó a ejercer, promotor inmobiliario vinculado desde hace años con su Zamora natal, es el nuevo presidente que tiene Viviendas Sociales de Madrid. SA (Visomsa) la empresa mixta constituida en 1977 con aportaciones de capital del Instituto Nacional de la Vivienda (INV), el Ayuntamiento y la caja de ahorros, con la intención de dotar a la ciudad de un buen número de viviendas que permitieran acabar con el chabolismo que la circunda. Hoy, tanto Ayuntamiento como caja de ahorros han abandonado la sociedad, el primero, con la intención manifiesta de constituir su propio patronato de la vivienda. Pregunta. Después de haber fundado catorce empresas, de las que subsisten cinco, y haber sido, en el terreno político, vicepresidente del Partido Liberal de Enrique Larroque, antes de que se integrara en UCD, ¿por qué ha aceptado ahora la presidencia de Visomsa?

Respuesta. Decir que me lo pidió el ministro de Obras Públicas, con el que, aparte de ser pariente en segundo grado, me une una gran amistad, puede que fuera poco expresivo. En realidad constituye un reto para el empresario que llevo dentro el afrontar la posibilidad de gestionar una empresa de la importancia (por su volumen y por su fin social) de Visomsa.

P. Visomsa tiene ahora entre manos la ejecución de un proyecto de la máxima envergadura, la remodelación de veintiocho barrios de Madrid. Pero no se va a limitar únicamente a ése. ¿Cuál va a ser la Visomsa que quiera hacer Angel González Chillón?

R. La sociedad que presido ha de cumplir con un programa que fue bien delimitado y acordado en su día. La remodelación de los barrios madrileños ha de concluirse tal cual, de acuerdo, además, con lo que el propio ministro Luis Ortiz dijo en el curso de la visita que realizó el viernes pasado. Pero creo que nuevos compromisos de ese tipo no deben ser contraídos ahora, ni en Madrid ni fuera de ella. Ahora Visomsa debe dar comienzo al planteamiento de promociones propias, pero sin invadir más allá de un 5% el terreno de la iniciativa privada.

Nuevo nombre

P. Lo que equivale a hablar de querer conseguir beneficios por su gestión y no sólo, como hasta ahora, ofrecer unas fórmulas de financiación de viviendas a 35 años (frente a los quince que, como máximo, ofrece la iniciativa privada), a quienes no pueden acceder a una vivienda de otra forma. R. Por supuesto. Y los beneficios que Visomsa obtenga, en su momento, habrán de ser reinvertidos en la construcción de viviendas sociales, el fin para el que fue constituida la sociedad. Por otra parte, la presencia de Visomsa en el terreno de la promoción privada permitirá que la Administración central pueda disponer de una información de primera mano en lo que se refiere a la realidad de la vivienda en este país.

P. Y. al variar de ámbito de actuación, ¿continuará llamándose igual?

R. Nuestra intención pasa no sólo por ofrecer nuestros servicios a todas las entidades y corporaciones interesadas dentro del territorio nacional. Creo que Latinoamérica es un campo de actuación que no se debe despreciar, y hacia allí hemos de encaminar, también, nuestros pasos. Por es Visomsa, con eme, habrá de cambiar de nombre, y podría convertir esa letra en una ene, con lo que sería Viviendas Sociales Nacionales, o pasarse a llamar Viviendas Españolas (Viesa). Pero esa es una decisión mucho menos importante que la decisión política de cuál ha de ser, en realidad, nuestro ámbito de actuación. Y en ello estamos.

P. ¿Para cuándo llegará esa actuación de Visomsa fuera de Madrid?

R. Aun cuando está el verano de por medio, yo no creo que pase mucho más de tres meses antes de que Visomsa esté funcionando ya en otras provincias. Los primeros estudios para ello están ya en marcha..Más lento será, sin duda, el dar el salto al otro lado del Atlántico, pero la idea está ya en marcha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de junio de 1981.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50