Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía aborta un intento de fuga de Carabanchel planificado por ETApm

Con la detención de ocho personas y la localización en Madrid de dos pisos, en uno de los cuales ha sido encontrado un importante arsenal, la policía ha abortado una probable operación de ETA Político-militar encaminada a asaltar el centro penitenciario de Carabanchel y conseguir la puesta en libertad de un indeterminado número de terroristas, según supo EL PAÍS de fuentes policiales de toda solvencia. La policía ha detenido a ocho personas, cinco mujeres y tres hombres, en relación con esta operación que, según las mismas fuentes, se inició cuando un ciudadano llamó al 091 para comunicar que le resultaban sospechosos los inquilinos de una de las viviendas localizadas.

Al parecer, siempre según la información obtenida por EL PAÍS, funcionarios de la Jefatura Superior de Policía de Madrid iniciaron las investigaciones y descubrieron que detrás de los detenidos existía un plan organizado para asaltar la prisión de Carabanchel. Aunque en un principio se dijo que esta operación estaba coordinada por las dos ramas de ETA y los Comandos Autónomos Anticapitalistas -así lo expresaron fuentes del Ministerio del Interior- lo cierto es que la acción estaba preparada por la rama Político-militar de ETA, en colaboración con algunas personas vinculadas a organizaciones de tipo anarquista. Los detenidos poseían planos de la cárcel de Carabanchel.Esta operación de asalto es similar a la que la rama político-militar de ETA intentó frustradamente poner en marcha el pasado 27 de marzo contra la prisión de mujeres de La Trinidad, de Barcelona, aunque de mayor envergadura, dado el armamento hallado.

La policía encontró en un piso de la calle de Antonio López, 47, de Madrid, donde fueron detenidas tres personas, el siguiente material: un lanzagranadas (al parecer, el mismo utilizado por ETApm en el atentado perpetrado semanas atrás contra el Gobierno Civil de Guipúzcoa; tres granadas de carga hueca, cuatro fusiles de asalto, tres revólveres, varias cargas huecas, dos subfusiles Bareta, munición, placas de matrícula, documentación diversa, un aparato para interceptar comunicaciones policiales y un accionador a distancia.

A raíz de la localización del piso antes citado y la detención de sus inquilinos, la policía halló otra vivienda situada en la calle de Ezequiel Solana, 80, donde se procedió a la detención de otras personas. En total, el número de detenidos son ocho, tres hombres y cinco mujeres. Una de las detenciones se ha producido en Palencia y el resto en Madrid, entre ellas la de una persona que se encuentra cumpliendo el servicio militar. José María Fonteba García, Juliana Calleja Pérez y María José París son algunos detenidos.

Fuentes policiales señalaron que entre éstos no se encuentra ningún activista importante de ETA Político-militar, ya que, al parecer, las personas detenidas en Madrid, dos de las cuales están vinculadas a organizaciones anarquistas, podrían formar parte de un equipo de apoyo a ETApm, una de cuyas misiones sería tener en depósito el armamento requisado.

No obstante, la policía inició ayer una amplia operación con funcionarios del equipo de subsuelo, con tal de averiguar si se había puesto ya en marcha el plan de asalto. Etas investigaciones se desarrollaron por los alrededores de la cárcel de Carabanchel e incluso en el interior del recinto. El director del centro, Eusebio Hernández Rueda, manifestó a este periódico que conoció la noticia de que se estaba planificando un asalto a la cárcel a través de la Prensa y aseguró que, al menos hasta media tarde de ayer, no había recibido comunicación oficial

Hernández Rueda indicó que hace cuatro días le llegó un rumor de una posible fuga y ordenó la puesta en práctica de medidas de emergencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de mayo de 1981

Más información

  • Detenidas ocho personas y requisado un importante arsenal