Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Charlie Rivel: "Me voy a casar dentro de unos meses"

El payaso catalán Charlie Rivel celebró ayer en la ciudad alemana de Baden-Baden su 85 cumpleaños; declaró a EL PAÍS que piensa casarse dentro de dos o tres meses, «en cuanto llegue a España», y dijo que piensa vivir 150 años. José Andréu, que nació en Cubellas el año 1896, es más conocido por su nombre artístico de Charlie Rivel, con el que hizo reír a miles y miles de niños de todo el mundo. La fiesta de cumpleaños de Charlie Rivel en la ciudad alemana de Baden-Baden tuvo caracteres apoteósicos.

Charlie Rivel llegó a Baden-Baden en un coche especial de los ferrocarriles alemanes; se apeó, apoyado en un bastón y del brazo de Margarita Camas Reig, con la que piensa casarse. Charlie llegó vestido de payaso y recorrió las calles de la ciudad en un coche de caballos. «Había actores, los más grandes de Alemania, del cine y de todo. Ha venido el alcalde y todos, había un carro con caballos y una orquesta que tocaba. Fantástico. Fuimos a comer, yo estaba vestido de payaso, fui al Ayuntamiento y me dieron tantas cosas que no se dónde ponerlas», dijo a EL PAÍS.Entre los regalos recibidos, le llamó la atención «un reloj de cuco, pero hay de todo: vino, champán y un cuadro de un maestro. Aún no he podido verlo todo».

El casino de Baden-Baden es uno de los más famosos de Europa, y fue el que sirvió de inspiración al escritor ruso Dostoievski para su novela El jugador. Charlie Rivel quiso celebrar en Baden-Baden su cumpleaños como recuerdo a su primera esposa, que estaba delicada de salud y acudió allí, con el payaso, al balneario.

De su actual compañera, Margarita Camas, dice Charlie Rivel que es «una cosa formidable; es de Barcelona, y en cuanto llegue a España me voy a casar con ella».

La boda no es broma

Margarita Camas asegura que lo de la boda no es una broma del genial payaso: «Si Dios quiere, nos casaremos. Es un casamiento más bien de comodidad para él, que necesita una persona que le cuide. Necesita una persona humana, por humanidad necesida un cuidado especial. Es una persona muy inteligente y sabe lo que quiere y lo que hace».«La fecha de la boda será, «si todo va bien, a finales de año, porque tiene muchos compromisos fuera de España y hay que solucionar los problemas. Hace muchos años que nos conocemos, pero era de esas cosas que él no decidía nada. Charlie siempre le daba largas, y ahora, en Alemania, me llama a Barcelona, y al final dijo: «Allá va, como los toros».

Charlie dice que decidió casarse «porque soy joven todavía». El payaso ama su trabajo: «El trabajo es salud. Yo, cuando trabajo, soy un hombre feliz. Estuve en Munich dos meses con mi hijo Juan, con un éxito formidable: dos funciones por día, y no había entradas. El trabajo para mí es una alegría».

Charlie Rivel tomó su nombre artístico en homenaje a su ídolo Charlie Chaplin; pertenece a una generación de payasos famosos ya en los años treinta, junto con su amigo, ya fallecido, el suizo Grock. Charlie Rivel es el último de su generación, y tiene formado todo un clan familiar, con cuatro hijos, nueve nietos y cuatro biznietos.

Al tener noticia de la muerte de Josep Pla, Charlie Rivel exclamó: «Mec... en diez. No lo sabía».

Charlie Rivel piensa que «todo el mundo es mío. El mundo me pertenece. Toda la gente me quiere a mí, ¿y yo qué tengo que hacer? Trabajar hasta que me muera».

El payaso piensa que «en el extranjero me quieren más que en España. No sé lo que pasa. Una vez, en Copenhague, había 4.000 niños en un teatro, que llegaron con la bandera española y danesa, y empezaron a cantar y todo eso. Yo cogí un pastel y les daba pastel a los niños. Yo he trabajado para los niños y he sido un artista formidable. En España se pueden hacer las cosas, pero siempre cuando hay que hacer las cosas no hay nadie que te ayude».

Charlie espera «hacer cosas bastante bien en España. Diga a todos que los quiero a todos con mi corazón, que tengo 85 años y pienso vivir hasta los 150, porque tengo que trabajar muchos años para todo el mundo, que se rían siempre conmigo».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1981

Más información

  • El payaso español celebró en Baden-Baden su 85º aniversario