Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANDALUCIA

Sin solución en la crisis interna del PSA

La ruptura interna del Partido Socialista de Andalucía (PSA) aparece como definitiva después de que el comité nacional de este partido, reunido hasta primera hora de la madrugada de ayer, decidiese de forma casi unanime rechazar las propuestas negociadoras del sector crítico y expedientar a todos los cargos públicos que el pasado martes se sumaron a un documento de solidaridad con los disidentes (véase EL PAIS del 25 de marzo).Respecto a la sugerencia hecha el domingo por Alejandro Rojas Marcos, el comité se limitó a mostrar su disposición favorable a «resolver con el criterio más amplio posible las solicitudes de readmisión que presenten los separados del partido y de ratificación en la militancia que presenten los miembros de los colectivos de Granada y Huelva». El plazo abierto para estas peticiones de reingreso terminará el próximo 10 de abril, día en que se darán por cerrados los censos de militantes a efectos de participación en el cuarto congreso de la organización.

Con relación al documento de los noventa cargos públicos adheridos a los planteamientos del sector crítico (aproximadamente la tercera parte del total de cargos representativos de que dispone el PSA), el comité nacional acordó abrir expedientes a todos los militantes que manifiesten, de manera formal y pública, haber firmado dicho escrito y desvincularse de la disciplina debida a los órganos de dirección. Mientras se tramitan estos expedientes, los afectados serán suspendidos en su militancia. Un portavoz del comité aseguró ayer a EL PAIS que el número de los firmantes es menor que el declarado.

El mismo portavoz indicó que, con este pronunciamiento, «la dirección del Partido Socialista de Andalucía da por cerrada la crisis », y que «quien no pida el ingreso en estos días demostrará claramente su voluntad de no volver más al partido». Rechazó la posibilidad de que se produzcan negociaciones más o menos formales entre el comité y los líderes del sector disidente expulsados en diciembre último. Por su parte, la coordinadora d e los críticos, una vez analizada la nueva situación, presentó ayer mismo, ante el juzgado de Sevilla, una demanda de nulidad del congreso extraordinario de diciembre y anunció la desvinculación total de los noventa militantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de marzo de 1981