Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clavero pide justicia para Andalucía en el congreso constituyente de su partido

Se inició ayer en Torremolinos el congreso constituyente de Unidad Andaluza (UA), con la asistencia de unas quinientas personas llegadas de las ocho provincias y de Madrid y Cataluña. En el acto inaugural Manuel Clavero, en su calidad de presidente de la comisión gestora y seguramente presidente del partido tras la elección de hoy, dijo que la celebración del congreso constituyente del más joven partido español tenla un alto significado para todos los demócratas, al celebrarse al final de una semana que se había iniciado con un intento de golpe militar.

El discurso de Clavero fue interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de los congresistas, como cuando afirmó que «ser andaluz es hoy un honor y un compromiso». y cuando aludió a que el Gobierno de UCD tardó ocho meses en comprender la clarísima respuesta que el pueblo andaluz dio el 28 de febrero de 1980 a la ininteligible pregunta -comprendida, sin embargo, de inmediato- que se le formuló. «Nosotros, los andaluces, no reivindicamos una lengua o unas costumbres, sino un trato de justicia, esa justicia que se nos negó durante los últimos cuarenta años y también durante muchos años atrás».

Tres son los anteproyectos de ponencia que se presentan al congreso: estatutos, ponencia ideológica y programa sobre Andalucía. En la ponencia ideológica se espera una fuerte polémica en los temas relativos, a la familia y el divorcio. Los grupos más progresistas pretenden la inclusión del término nacionalistas en la definición del partido, que actualmente se proclama como «andaluz y democrático, autonomista, humanista y no marxista, progresista, interclasista, socialmente avanzado y defensor de las libertades políticas, culturales, educativas, económicas y sociales».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 1981