Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Expedientes policiales

El 19 de febrero pude leer en EL PAIS, en su sección «Tribuna libre», la opinión de los señores Merino y Ledesma, comisario e inspector, respectivamente, de la Policía Nacional. Sinceramente, sentí una gran emoción, un profundo alivio y una gran admiración al comprobar que en la Policía Nacional existe, sin duda, un gran componente de funcionarios plenamente identificados con la Constitución, entre ellos los señores Merino y Ledesma, quienes, además, son capaces de expresar su idea, que, sin duda, es la de quienes votamos afirmativamente la Constitución, es decir, la mayoría que deseamos una policía que respete la convivencia democrática, e incluso la despierte con sus actos, que se identifique con el pueblo, que sea acreedora del máximo respeto, y nunca del temor. El día 20 leí con profunda preocupación, que no con sorpresa, que la Dirección de la Seguridad del Estado ha ordenado la incoación de expediente disciplinario a estos dos funcionarios, funcionarios que a mí me resultan ejemplares, incluso sin perder de vista los llamados cauces orgánicos, que tienen todo mi respeto. Sirva, pues, esta carta como testimonio de apoyo total a quienes con una simple carta han sido capaces de llevar a muchos españoles la tranquilidad y sosiego, y el cariño y respeto hacia la Policía Nacional. Tanto más cuanto que con ello arriesgaban incluso ser, como lo han sido, expedientados

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de febrero de 1981