Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Revilla presenta su dimisión como diputado provincial

Carlos Revilla, ex presidente de la Diputación Provincial de Madrid, que dejó ese cargo después de que se lo pidiera expresamente su partido, el socialista, presentó ayer por la mañana su dimisión como diputado provincial, cargo que había seguido ostentando a pesar de haber abandonado la cabeza de la Corporación, según pudo confirmar EL PAIS a primera hora de la noche.La dimisión de Carlos Revilla como diputado provincial se produce como final de un proceso en el que se le ha ido despojando paulatinamente de todas las atribuciones que había tenido a raíz de la formación de la Diputación Provincial, tras las elecciones de abril de 1979.

Descontrol financiero

En un primer momento, la crisis de la Diputación, como fue conocido el proceso de destitución de Carlos Revilla de su cargo de presidente, supuso un enfrentamiento entre éste y parte de su equipo de gobierno en tomo a temas tales como el mantenimiento de una cuenta bancaria personal del presidente o la situación de descontrol por la que atravesaba la Ciudad Sanitaria Provincial.Una vez que Revilla presentó su dimisión como presidente, después de que el Comité Regional de la Federación Socialista Madrileña (FSM) decidiera que así lo hiciera, permaneció en la Corporación provincial como simple diputado, pero sin ninguna posibilidad de acceder a cargo alguno de responsabilidad dentro de ella.

Es más, en la actualidad no disponía de ningún tipo de competencia: ni estaba encuadrado en ninguna comisión informativa, ni tenía acceso a la Ciudad Sanitaria Provincial, ni a tema alguno relacionado con la sanidad, a pesar de su condición de médico. Habida cuenta de ese alejamiento paulatino del poder, medios de la Diputación comentaron anoche su creencia de que «la dimisión debería haberla presentado antes, puesto que no tenía sentido su continuidad después de que cesara como presidente».

La dimisión fue presentada ayer por la mañana, a través del Registro General. de la Diputación, y aunque no fue posible conocer en qué términos estaba redactado el escrito, se creía que su renuncia tenía un carácter totalmente irrevocable.

Diputado y concejal

Las fuentes consultadas por este periódico alimentaban la creencia de que Carlos Revilla, una vez dejado el cargo de presidente, confiaba en mantener la mayoría del grupo de diputados socialistas, cosa que, a todas luces, ha ido perdiendo, habida cuenta de su progresiva marginación en el seno de su propio grupo político. Ayer por la noche no era seguro que Revilla presentara también su dimisión como concejal del Ayuntamiento de Madrid, cargo que sigue ostentando mientras tanto, o si su alejamiento político es únicamente frente a la Corporación provincial.Anoche EL PAIS intentó ponerse en contacto con Revilla, si bien en su domicilio particular aseguraron que estaba ya durmiendo y que no era posible molestarle. Tampoco resultó localizable el actual presidente de la Diputación, José María Rodríguez Colorado, quien sustituyó en su día a Carlos Revilla en ese cargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de enero de 1981