Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La grave crisis social griega puede provocar elecciones anticipadas

Una joven estudiante ha muerto y 110 personas resultaron heridas (entre ellas diez policías) en el transcurso de una manifestación convocada el domingo por la tarde en el centro de Atenas. Entre 50.000 y 100.000 personas habían participado en este acto de protesta, que tenía como fin conmemorar las muertes de varios estudiantes, a manos de la policía, durante el régimen de los coroneles, hace siete años.

Durante la manifestación del domingo -en la que abundaron los eslóganes anti-OTAN y antinorteamericanos-, un grupo de estudiantes de extrema izquierda trató de llegar hasta la Embajada de Estados Unidos en Atenas, en cuyas calles cercanas tuvieron lugar los enfrentamientos más duros entre policías y manifestantes, con levantamiento de barricadas y rotura de escaparates.La crisis social que atraviesa Grecia, que culminó a principios de la semana pasada con la más amplia huelga general desde hace treinta años, y el domingo con una manifestación monstruo de trágico balance, puede desembocar en la convocatoria de elecciones anticipadas que toda la izquierda reclama. Desde principios de año, y cada vez con más insistencia, tanto los partidos de izquierda como el Partido Socialista Panhelénico (PASOK), de Andreas Papandreu, el Partido Comunista del Interior (KNE, eurocomunista) y el Partido Comunista del Exterior (KKE, prosoviético), como el neofascista Partido del Frente Nacional, desean la celebración de comicios anticipados en la próxima primavera y no en noviembre de 1981, como prevé el calendario electoral.

El Gabinete presidido por George Rallis descarta oficialmente la convocatoria de elecciones antes de la fecha prevista, pero, según la Prensa ateniense, algunos de sus ministros, e incluso el propio jefe del Gobierno, ante el rápido deterioro de la situación social del país, serían partidarios de recurrir cuanto antes a las urnas para limitar un retroceso, que se da por seguro en los sondeos de opinión, y seguir conservando una corta mayoría parlamentaria.

La mayor parte de los diputados del partido gubernamental Nueva Democracia se oponen. sin embargo, a tal medida.

Los socialistas ganan terreno

Tanto los últimos sondeos de opinión como la tendencia ascendente de la izquierda en las elecciones legislativas de noviembre de 1977 y en las municipales de octubre de 1978 parecen indicar que el PASOK está en condiciones de convertirse en la primera fuerza electoral de Grecia, e incluso de Gobernar si llega a un acuerdo con los comunistas. En caso de celebrarse elecciones, el PASOK pasaría de un 25% a más de un 30% el PC prosoviético (KKE), de un 9% a un 15%, y los eurocomunistas del KN E se mantendrían en apenas un 3%. En estas condiciones no tiene nada de particular que el líder del PASOK, Andres Papandreu, haya afirmado el sábado, por enésima vez, que el actual Parlamento griego «ha dejado de ser representativo de la voluntad popular».La situación es considerada lo suficientemente seria para Nueva Democracia como para que desde el mismo centro-derecha surjan alternativas de recambio. El líder de la antigua Unión Democrática del Centro (EDHK), George Mavros, anunció el sábado la creación de un nuevo partido, el Partido del Centro, para hacer frente a la «situación de grave crisis en la que se encuentra nuestro pais».

El telón de fondo de la situación griega es la crisis económica, caracterizada como en el resto de Europa, por la inflación estimada en un 10% para los tres últimos meses de 1980 la pérdida del poder adquisitivo -calculada en un 2%, el estancamiento del producto interior bruto en 1980, la disminución en un 5% de las inversiones productivas y, consecuencia lógica, el aumento del paro, que las estadísticas oficiales sólo reflejan parcialmente.

En este contexto, Grecia conoció el lunes 10 de noviembre, su más poderosa huelga general desde hace treinta años, y a lo largo de la misma semana se sucedieron además paros de funcionarios públicos y catedráticos que reivindicaban aumentos salariales acordes con el incremento del coste de la vida y una semana laboral de cinco días. El Gobierno acordó el viernes aumentar los salarios de los funcionarios en un 20% de aquí a julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 1980

Más información

  • Una joven muerta y 110 personas heridas en Atenas durante una manifestación estudiantil