Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La quiniela

Sobra media quiniela

El Patronato, señores, no acaba de adoptar una fórmula valiente para cuando llega una jornada como la próxima. El Patronato sigue en su bunker, arropado por el hormigón de los mil y pico de millones de recaudación semanal. El Patronato, en fin, se atreve tímidamente a excluir de la quiniela el Barcelona-Salamanca, pero no actúa con la misma firmeza para el Real Sociedad-Valladolid, Gijón-Murcia y cuatro partidos más del mismo corte casero. De esta forma, amigos, nos encontramos con una quiniela en la que sobran siete partidos. Vean:1. Hércules-Zaragoza. Pronóstico: 1 (X). Pese a su mala situación -un negativo-, el Hércules creo que es un buen equipo este año y lo pruebo apelando a esos enemigos que ya han desfilado por su estadio: Gijón, Osasuna, Real Sociedad, Atlético de Madrid y Barcelona. La flor y nata de nuestro fútbol. El Zaragoza reaccionó de su atonía y venció al Betis, tras cinco semanas sin ganar. Parece un partido igualado, pero creo que el Hércules irá para arriba.

2. Betis-Real Madrid. Pronóstico: 1(X2) Cuatro semanas sin puntuar fuera de casa lleva el Madrid, que, sin embargo, gana todos sus partidos del estadio Bernabéu. El Betis está con tres positivos y en el remozado Villamarín es muy difícil marcarle goles. Es un partido también equilibrado como el anterior, donde parece favorito el equipo local, que el año pasado perdió por 2-3.

3. Real Sociedad-Valladolid. Pronóstico: 1. Un solo gol en los cuatro partidos más recientes ha recibido la Real, gran equipo, muy superior al Valladolid, que fuera de casa no sólo no puntúa, sino que recibe muchos goles. Es un partido de claro color local, y que debió ser excluido de esta quiniela, como se ha hecho con el Barcelona-Salamanca.

4. Osasuna-Bilbao. Pronóstico: 1(X). Tras dieciocho años sin encontrarse y con 1-0 en la última confrontación, se llega a este encuentro, con ambos equipos en evidente alza, sobre todo el Osasuna. El equipo de Pamplona no ha recibido un gol en cuatro de los cinco partidos jugados en El Sadar, donde sigue siendo tan gran equipo como en las dos últimas temporadas. El Bilbao, como digo, en alza. Tiene una ligera probabilidad ahora.

5. Valencia-Sevilla. Pronóstico: 1X(2). El Sevilla, segundo, con tres positivos (el Valencia sólo lleva uno). Es un partido en el que los sevillanos pueden consolidar ese segundo puesto, a costa del Valencia, que lo cedería. Los valencianos están en mala racha y el Sevilla lleva tres jornadas sin perder. En las seis últimas confrontaciones siempre ganó el Valencia.

6. Gijón-Murcia. Pronóstico: 1. Otro partido que está de más en el boleto. Existe tanta diferencia entre uno y otro que no puede haber otro pronóstico que favorable al Spórting, aunque no está en gran forma, al menos corno otras veces, pues lleva tres semanas sin anotarse el triunfo. En El Molinón ganó a Betis, Barcelona y Valladolid y cedió empates a Zaragoza y Bilbao. El Real Murcia ha perdido por la mínima en sus dos últimas salidas, es decir, contra Sevilla y Atl. de Madrid.

7. Atl. Madrid-Español. Pronóstico: 1(X). También este partido huele a casero, aunque no lo veo del todo claro, no por la derrota atlética en Barcelona, que entraba en lo probable, sino porque el Español lleva cuatro semanas sin ser derrotado y parece atravesar un buen momento. Es lógico que parta favorito el líder, sobre todo un líder que lucha como un titán y que el año pasado cedía un 1 - 1 a los blanquiazules.

8. Cádiz-Oviedo. Pronóstico: 1. El Cádiz, el domingo, cedió un punto al Rayo, resultado no descartable. Pero eso no es óbice para seguir confiando en él, sobre todo en Carranza. El Oviedo es muy flojo en sus desplazamientos, al extremo de haber perdido en todos. Es este otro partido de eminente corte casero. 2-1 el año pasado.

9. Málaga-Levante. Pronóstico: 1. Empezó mal el Málaga, con siete semanas sin ganar a las primeras de cambio, pero ahora está bastante mejor y lleva siete semanas sin perder. Empata mucho y en casa ganó últimamente a dos buenos equipos: Rayo y Cádiz. El domingo empató a dos en Oviedo. El Levante ha perdido en sus tres últimas salidas, pero no marcó un solo gol en las cuatro más recientes.

10. Baracaldo-Castellón. Pronóstico: 1X(2). Menos mal que tenemos otro partido donde puede salir la variante. Ya es algo. El Castellón continúa de líder (o invicto) con cuatro empates a in gol fuera de casa, más el añadido de su victoria en Burgos. El Baracaldo cedió empates a Rayo y Alavés y venció a Palencia, Cádiz y Levante.

11. Granada-Linares. Pronóstico: I(X). Se rompió la buena racha que llevaban los granadinos, al perder. en casa de¡ líder, lo que no es grave. En Los Cármenes perdió contra el Rayo, cedió después empates a Baracaldo y Málaga, para vencer posteriormente a Oviedo (2-0) y Madrileño (1-0). El Linares no ha marcado un solo gol en sus cuatro últimas salidas, aunque empató contra Santander y Ceuta, a cero, naturalmente.

12. Palencia-Huelva. Pronóstico: 1(X). El Palencia no marca goles, pero tampoco los acepta con facilidad. En La Balastera ganó a Alavés, Cádiz y Levante (a los tres por la mínima) y empató frente a Granada y Castellón. El Huelva se deshizo con increíble facilidad del Castilla y fuera de casa todavía no sabe lo que es marcar un gol. Empate a dos el año pasado.

13. Getafe-Burgos. Pronóstico: X2. Y otro partido para combinar, dentro de lo poco combinable que nos ofrece esta endeble quiniela. El Getafe sigue con sus líos interiores, con la dimisión del constructor Carrillo, su presidente (o ex) y con cuatro goles marcados en Las Margaritas en cinco partidos celebrados allí. El Burgos va subiendo poco a poco y hace tres semanas, que no pierde, en las que ha recibido dos goles, por siete marcados.

14. Rayo-Sabadell. Pronóstico: 1. Empatar en el difícil campo del Cádiz es un resultado que habrá levantado la endeble moral que tenía el Rayo, tras el 0-2 de hace unos días contra el Elche. Ahora recibe a un Sabadell que viene de ganar precisamente al Elche en su propio estado ilicitano. Pero el Sabadell está muy mal este año y el Rayo debe apuntarse la victoria, para mejorar ese quinto puesto actual, que no tiene premio en la tómbola liguera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 1980