Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa, el sínodo y seis prelados españoles lanzan ataques contra el divorcio

La jornada del domingo se caracterizó por una amplia ofensiva de la Iglesia católica en contra del divorcio. Desde el propio papa Juan Pablo II, que repitió ante 60.000 peregrinos la frase evangélica de «lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre», hasta seis prelados españoles recordaron el criterio católico de que el matrimonio es indisoluble, y en la mayor parte de los casos defendieron la validez de esta teoría incluso para los no creyentes.Nueve de los once grupos de trabajo del sínodo de Roma han terminado sus trabajos con una serie de afirmaciones, entre ellas la de que el derecho de familia es anterior al propio Estado y que no se puede admitir a los sacramentos, en especial a la eucaristía, a los divorciados. También reiteraron el apoyo a la encíclica Humanae vitae y la condena de los reunidos a las multinacionales que imponen el control de la natalidad en el Tercer Mundo. Juan Pablo II recibió ayer, lunes, a los participantes en el IV Congreso Internacional de Derecho Canónico, y les invitó a defender la vida humana desde el momento mismo de la concepción.

En Toledo, sede del primado de España, Marcelo González, varios miles de personas le aclamaron en procesión por su reciente pastoral en contra de la ley de divorcio.

Páginas 17 y 27

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de octubre de 1980

Más información

  • Amplia ofensiva de la Iglesia católica