Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos llegan a un acuerdo sobre el Estatuto gallego

A medianoche de ayer, las fuerzas políticas gallegas de UCD, Alianza Popular, el Partido Galleguista y el PSOE alcanzaron definitivamente el acuerdo mínimo que les va a permitir el voto afirmativo en el referéndum del Estatuto de Autonomía. El Partido Comunista de Galicia asumió sólo de manera parcial el pacto, por lo que se desliga del desarrollo último de un proceso autonómico que ha sido fundamentalmente conducido por UCD, mayoritaria en Galicia.El pacto conseguido comprende la supresión, antes de que sea celebrado el referéndum, del apartado dos de la transitoria tercera del Estatuto, bajo la consideración de que caducaron ya los supuestos que la motivaron en su día y resulta actualmente innecesaria. Este es el punto que movilizó a la opinión pública gallega, que lo consideró, en el momento de ser incluida en el proyecto, un «ultraje a Galicia».

La polémica transitoria tercera decía en el apartado que ahora se suprime lo siguiente: «En aquellas competencias que recaen sobre materias que de acuerdo con la Constitución y el presente Estatuto son objeto también de competencias se estará a la delimitación que de éstas den las Cortes Generales mediante ley».

Pasa a página 15

Se suprimirá la transitoria tercera del Estatuto gallego

Viene de primera páginaAntes del referéndum se procederá también a la rectificación del artículo 30, sobre delimitación de competencias en materia económica y financiera, suprimiendo la referencia que antes se hacía al artículo 28, bien por vía de eliminación de la misma, o de remisión al artículo 27. Este último artículo habrá de ser igualmente rectificado, eliminando de su redacción la frase que dice «sin perjuicio de las competencias del Estado en esta materia». Dicho artículo hace referencia a las competencias exclusivas de la comunidad autónoma gallega.

Según el «pacto del Hostal», habrá que buscar también la armonización del Estatuto gallego con los otros que ya están en marcha, bajo el criterio de suprimir el mínimo electoral del 3 % para acceder al futuro Parlamento de Galicia. El acuerdo comprende la idea básica de seguir profundizando en el tema para que figure en el Estatuto alguna referencia a la capacidad coordinadora de la Junta de Galicia para integrar las funciones y los presupuestos de las diputaciones.

A propuesta de UCD, como la mayor parte de los puntos ahora pactados, se acordó elaborar un preámbulo que figure en el Estatuto, similar a los que ya tienen los estatutos vasco y catalán, en el que se expliciten cuestiones como la constitución y funcionamiento de las comisiones mixtas de transferencias y otras.

Criterios centristas

La impresión más fácilmente generalizable, a la vista de todo el desarrollo interno de las negociaciones, es que los puntos capitales del acuerdo habían sido pactados en sus últimos días por los dos partidos mayoritarios, UCD y PSOE. Las largas y difíciles conversaciones culminaron, a primera Vista, con un triunfo Muy concreto de los criterios de UCD, que impuso a última hora sus puntos de vista, muy a pesar de la obstinada oposición de los comunistas gallegos, los cuales acabaron finalmente diciendo no parcialmente al pacto, por considerar que no reúne las necesarias condiciones de reforma del Estatuto en el camino de una auténtica autonomía.

Queda por saber ahora de qué manera se va a llevar a la práctica el pacto. Los partidos firmantes se reunirán el lunes para iniciar el proceso refórniador del Estatuto, dirigiéndose al presidente del Congreso para que dé el curso pertinente a la instancia que le va a ser enviada, con las reformas aprobadas por la Asamblea de Parlamentarios de Galicia.

Por otra parte, se espera que hoy mismo el PC de Galicia anuncie la política autonómica que va a seguir después de este resultado de las negociaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 1980

Más información