Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general Chun Doo-Huang, elegido presidente de Corea del Sur

El general Chum Doo-Huang, hombre fuerte de Corea del Sur, fue elegido ayer presidente por un colegio electoral restringido, de 2.525 delegados, que, con excepción de uno sólo, le dieron sus votos. Su elección estaba prácticamente asegurada de antemano, ya que era el único candidato que se presentaba a la elección.

En un comunicado remitido a la Prensa, el general Chun se ha comprometido a «dirigir el país con determinación». El nuevo presidente ha asumido sus funciones inmediatamente después de la elección, sin esperar a la ceremonia de investidura, que tendrá lugar el próximo lunes.Su elección se ha realizado once días después de la dimisión del presidente Choi Kyu-Hah, que renunció a su cargo «para dejar que se abriese una nueva era en Corea del Sur».

El general Chun dimitió de sus cargos, el pasado viernes, en el Ejército, con el fin de presentarse como civil a esta elección. Su nombramiento como primer magistrado de la nación no modificará apenas el rumbo del país, ya que el nuevo presidente lo dirigirá, de hecho, en tanto presidente del Comité Permanente del Comité Especial para Asuntos de Seguridad Nacional.

Corea del Sur se mantiene bajo la ley marcial, que permite un estricto control sobre la Prensa. El Parlamento sigue cerrado, y el poder civil se encuentra bajo tutela del citado Comité Especial, compuesto en su mayor parte por militares.

Cualquier otra candidatura a la Presidencia de la República resultaba muy difícil. Los dirigentes de los dos principales partidos políticos surcoreanos «tolerados» tuvieron que dimitir en sus puestos, ante las acusaciones de incapacidad y corrupción. Además, el principal dirigente de la oposición, Kim Dae-Jung, está siendo juzgado por un tribunal militar, acusado de atentar contra la seguridad del Estado, de compló y de sedición.

Nueva Constitución

Se desconoce el tiempo que estará en vigor la ley marcial, o el que se mantendrá en funciones el Comité Especial. En los medios gubernamentales no se excluye la posibilidad de que estas medidas excepcionales sean mantenidas hasta la entrada en funcionamiento de nuevas instituciones, tras la adopción de una nueva Constitución.La redacción de esta nueva Constitución, que redacta una comisión designada por el Gobierno, está siendo ultimada, y se espera que sea sometida a referéndum el próximo mes de octubre. El nuevo documento prevé el establecimiento de un régimen presidencial. El presidente será nombrado por un colegio electoral de 5.000 miembros, para un mandato único de siete años. Se espera que el general Chun sea elegido también presidente en el marco de esta nueva Constitución.

El acceso al poder del nuevo presidente ha sido rápido. Su nombre alcanzó notoriedad el pasado mes de diciembre, cuando, siendo jefe de la Seguridad Militar, hizo arrestar al jefe del Estado Mayor del Ejército, general Chung Seung-Hua, por sospecha de complicidad en el asesinato del presidente Park Chung-Hee.

A continuación se impuso como el hombre fuerte del Ejército y del país, y accedió a la presidencia del Comité Especial a raíz de la rebelión de Kuanju, el pasado mes de mayo. Efectuó una amplia campaña de «purificación social», que ha hecho desaparecer de la escena pública a personalidades de la escena política y del mundo de las finanzas, acusados de corrupción, pero también a la mayoría de los disidentes políticos.

Nacido en una familia de campesinos, en 1931, entró en el Ejército hace treinta años. En numerosas ocasiones ha estado destinado en unidades de choque, y dirigió en 1970 un regimiento destacado por Corea del Sur a Vietnam.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de agosto de 1980

Más información

  • Ha entrado en funciones sin esperar a la ceremonia de investidura