La reina Sylvia de Suecia

se encuentra en Newport (Estados Unidos) para presenciar las tradicionales regatas de la Copa América, tal vez la competición de más entidad y, desde luego, la de más historia dentro del mundo de la vela. Junto a su marido, el rey Carlos Gustavo, no se pueden encontrar muy felices, pues el barco que lleva el nombre de su país, el Sverige, marcha derrotado actualmente en las sernifinales por dos victorias a cero, ante el gran favorito para arrebatar por primera vez la copa a los norteamericanos, el Australia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de agosto de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50