Blas Piñar apoya el ingreso de España en la OTAN

El líder de Fuerza Nueva y diputado de Unión Nacional en el Congreso, Blas Piñar, dijo ayer en el curso de una conferencia de prensa que su organización es partidaria del ingreso de España en la Alianza Atlántica, «porque no se puede estar en el mundo occidental y desentenderse de su defensa».Piñar, que acudió a la conferencia de prensa en compañia de los líderes euroderechistas Giorgio Almirante (Movimiento Social Italiano) y Pascal Gauchón (Forces Nouvelles, de Francia), aseguró que hoy día «la neutralidad es imposible» y anunció que la única condición que pone para el ingreso de España en la OTAN es la devolución por parte de Gran Bretaña de la plaza de Gibraltar.

El presidente de Fuerza Nueva se refirió a su intervención en el mitin de la plaza de toros de las Ventas, diciendo que se había guiado más por la vía intelectual que por la afectiva. Precisamente este tema ha llamado la atención de numerosos observadores, que aprecian desde poco tiempo atrás en Blas Piñar una gran moderación en sus intervenciones y una identificación plena con los postulados de la denominada euroderecha, lo qúe hace pensar en un probable cambio de estrategia.

La nueva estrategia, según estos observadores, estaría encaminada en atraer en torno a la figura de Blas Piñar el voto de gran parte de ese amplio espectro de la derecha española que no se considera ultra. En este sentido, son significativas unas apreciaciones hechas por el presidente de Fuerza Nueva en la conferencia de prensa, en las que, tras calificar a Unión de Centro Democrático como «una superestructura política del posfranquismo fiel», aseguró que su partido podría conquistar al hombre medio que votó a UCD, «porque es consciente de que el voto útil fue una tremenda equivocación»

Blas Piñar manifestó también que en otoño existe la probabilidad de que se presente una nueva moción de censura, hecho este que, según sus palabras, podría conducir a que el presidente Suárez presente la dimisión o, en su caso, tenga que hacer una amplia remodelación.

Calificó a su partido de «puente » para introducir los postulados de la euroderecha en la América de habla española, manifestando a continuación que Fuerza Nueva mantiene buenas relaciones con organizaciones de su misma ideología en aquella región. « La euroderecha», dijo, «está dando un ejemplo para muchos movimientos americanos».

Giorgio Almirante indicó que la postura adoptada por Giscard d'Estaing sobre el ingreso de España en la Comunidad Económica Europea obedecía a una orden de la Unión Soviética. Pascal, por su parte, advirtió que una victoria de Reagan en Estados Unidos sería muy significativa para el mundo internacional, porque se robustecería la lucha anticomunista.

Por último, fue abordado el tema del eurocomunismo, del que dijeron que ya no satisface a la Unión Soviética. Blas Piñar se refirió en este sentido a Santiago Carrillo, manifestando que dejará de ser secretario general del PCE próximamente, porque «su política eurocomunista ya no gusta a Moscú».

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS