Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los funcionarios de Herrera de la Mancha declaran ante el juez

El próximo jueves declararán ante el juez que instruye el sumario por las denuncias sobre presuntas torturas y malos tratos a reclusos en la cárcel de Herrera de la Mancha dos funcionarios de este centro penitenciario, citados por los abogados querellantes como miembros del grupo que practicó los presuntos malos tratos. El miércoles de la semana pasada declararon ya ante el juez el jefe de servicio Barroso y los funcionarios Malagón y Repollés.La declaración de los funcionarios querellados comenzó a raíz de que la Audiencia Provincial de Ciudad Real aceptara hace varias semanas la apelación interpuesta por los abogados, por lo que mandó que se hicieran las diligencias de prueba. El miércoles día 21 declararon los tres funcionarios citados, que se contradijeron en algunas de sus manifestaciones. El jefe de servicio Barroso reconoció durante su intervención tener recluso chivatos o confidentes, dentro de la cárcel de Herrera de la Mancha, que le mantenían puntualmente informado de lo que sucedía en otros establecimientos penitenciarios, y negó la existencia de torturas, aunque reconoció que se habla aplicado la «coacción mínima reglamentaria».

La declaración de dos de estos funcionarios tuvo que repetirse dos días después, el viernes día 23, ya que el juez instructor del sumario, Eduardo Hijas, celebró las diligencias sin la presencia del secretario del juzgado, por lo que hubo que declarar la nulidad de las actuaciones. El artículo 435 de la ley de Enjuiciamiento Criminal dice que, si no se observan las formalidades requeridas en las declaraciones, «será corregido disciplinariamente el juez instructor, a no ser que incurra en responsabilidad criminal por la falta».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 1980