Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Milán baja a Segunda, Rossi es inhabilitado por tres años y Albertosi a perpetuidad

Descalificación a perpetuidad de Albertosi, portero del Milán; inhabilitación por tres años a Paolo Rossi, del Perugia, el nuevo bambino de oro del fútbol italiano, y descenso automático a la Segunda División del histórico Milán, que terminó la Liga clasificado en los primeros puestos, han sido las sanciones más importantes dictadas hasta el momento por la Comisión Disciplinaria de la Liga Italiana. Este organismo ha optado por la línea dura al abordar el caso.

Por el momento, la Comisión Disciplinaria sólo ha examinado los casos de dos partidos, el Avellino-Perugia del 30 de diciembre y el Milán-Lazio del 6 de enero. Ambos partidos terminaron con resultados amañados por algunos jugadores, que accedieron a pactar goles a cambio de cantidades de dinero ofrecidas por los comerciantes romanos Massimo Cruciani y Alvaro Trinca. Estos dos personajes habían organizado un negocio de apuestas clandestinas y les interesaba amañar algunos resultados para obtener mayores ganancias. Fueron ellos mismos los denunciantes del caso, cuando algunos jugadores que habían percibido cantidades por amañar resultados no cumplieron con la promesa.La sentencia, tras el estudio de los casos de estos dos partidos, ha sido dura: el Milán desciende automáticamente a Segunda, por haber amañado su partido con el Lazio. El Milán es una de las entidades de mayor prestigio en la historia del fútbol italiano; su presidente, Felipe Colombo, y su veterano guardameta, Albertosi (cuarenta años y otras tantas presencias en la selección italiana) quedan descalificados a perpetuidad, y otro tanto sucede con Cacciatori, del Lazio. Morini, del Milán, queda sancionado con diez meses de inhabilitación, y Montes¡, del Lazio, con cuatro. El delantero internacional del Lazio Giordano es suspendido por año y medio. El Lazio deberá pagar una multa de 835.000 pesetas.

Todo lo anterior se refiere al partido Milán-Lazio. Por lo que respecta al Avellino-Perugia, son inhabilitados por cinco años: Della Martira, del Perugia, y Pellegrini, del Avellino; por tres: el celebérrimo Paolo Rossi, y Zechini, ambos del Perugia. Además, eI Perugia y el Avellino han sido sancionados con cinco puntos, sanción que se les aplicará la próxima temporada.

Las suspensiones afectan a los dos mejores delanteros centro del país, Rossi y Giordano, jugadores ambos con los que el seleccionador italiano pretendía contar para la Eurocopa. En cualquier caso, las sanciones han sido menores que las solicitadas por el fiscal, que había pedido descalificación a perpetuidad para estos dos delanteros y para todos los que han salido con suspensión mayor de un año. Los únicos jugadores de entre los encausados que han resultado absueltos han sido: Chiodi, del Milán; Casarsa, del Perugia; Cattaneo, Di Soma y De Ponti, del Avellino, y Garlaschelli y Viola, del Lazio. Las sanciones son recurribles ante el Comité Federal de la Liga. Próximamente, la Comisión Disciplinaria entrará a examinar los casos de otros partidos en los que existen serios indicios de que hayan sido también amañados los resultados.

La valoración de las cotizaciones de los jugadores suspendidos alcanza los catorce millones de dólares, casi mil millones de pesetas. Más de la mitad de esta cantidad corresponde a Paolo Rossi y Bruno Giordano, valorados, respectivamente, en 420 y 350 millones. El más barato es el veteranísimo Albertosi, que, a sus cuarenta años, sólo era valorado en 4.200.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de mayo de 1980

Más información

  • Primeras sentencias de la Comisión Disciplinaria de la Liga Italiana