Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las minorías vasca y catalana han solicitado a UCD la despenalización de un aborto restringido

Las minorías vasca (Partido Nacionalista Vasco) y catalana (Convergencia i Unió) han solicitado, junto con el partido Socialista de Andalucía (PSA), la despenalización del aborto, aunque de manera restringida, mediante la presentación de enmiendas al proyecto de ley orgánica de reforma del Código Penal elaborado por Unión de Centro Democrático, al insistir el partido gubernamental en mantener la consideración de delito para todos los supuestos de interrupción voluntaria del embarazo.

Con estas solicitudes, unidas a las ya anunciadas por el PSOE y el PCE (véase EL PAIS del pasado día 1), puede afirmarse que prácticamente la totalidad de los grupos parlamentarios con una implantación numérica considerable en el Congreso han pedido a UCD la despenalización del aborto. Coalición Democrática (CD) constituye la excepción, ya que no sólo pretende que se siga considerando el aborto como delito, sino que además intenta conseguir más años de cárcel que UCD para todos los implicados en un caso de interrupción voluntaria del embarazo.La enmienda presentada por el PSA-Partido Andaluz es la más escueta de cuantas han entrado en la secretaría del Congreso. Dice textualmente: «Se propone la supresión del referido precepto penal», y a continuación solicita futuras y necesarias reflexiones en torno al tema. En la justificación de su enmienda, los andalucistas consideran que «el problema del aborto voluntario tiene que ser tratado en forma diferente a la meramente represiva, por lo que será necesario reflexionar sobre el tema para alcanzar soluciones más acordes con el cambio mental y social que se ha producido y se continúa produciendo».

Más extensas y detalladas son las del PNV y Convergencia, donde ambos partidos coinciden en pedir la despenalización para los casos de aborto que obedezcan a indicaciones médicas (grave peligro para la salud de la madre), eugenésicas (malformación genética del feto y previsible subnormalidad) y éticas (en los casos de violación, incesto o estupro).

Cualquier edad para abortar

Para ambas formaciones políticas no hay fijación de edad para abortar bajo las mencionadas indicaciones. Si se tratara de una menor, su criterio vale exactamente lo mismo que si esta muchacha hubiera cumplido ya los dieciocho años, y en caso de conflicto con los padres o tutores, Convergencia prefiere no entrar en el tema de momento, mientras que el PNV es partidario de dar prioridad al deseo de la embarazada.En cuanto a los plazos, éstos no existen para las indicaciones médica o eugenésica, pero sí se han fijado en las doce primeras semanas para los abortos por indicación ética. La justificación de establecer el plazo de tres meses obedece a que «una mujer violada o que haya sido víctima de incesto o estupro tarda, al menos, este plazo de tiempo en comenzar a recuperarse del shock traumático que ha sufrido, aunque se haya dado cuenta de su estado de embarazo a la quinta semana», según palabras del diputado peneuvista Marcos Vizcaya.

En lo que se refiere a la asistencia médica, Convergencia tampoco se pronuncia de momento, pero el PNV mantiene una posición clara, coincidente con el Partido Comunista de España, que sería la de solicitar al Estado que asegure la existencia en todos los centros de médicos no contrarios al aborto, para que ninguna mujer que lo precise se quede sin ser atendida, y respetar de esa manera la objeción de conciencia de los facultativos antiabortistas.

Por lo demás, habría que señalar que una de las principales diferencias de estas dos formaciones con comunistas y socialistas estriba en que estos últimos sí contemplan las indicaciones sociales y económicas como causa del aborto.

El señor Vizcaya comentó también que «hay mucha confusión en la sociedad española en tomo al tema del aborto. Yo mismo he podido comprobar a nivel de conversaciones callejeras, aquí, en Euskadi, que en principio todo el mundo es contrario al aborto, pero cuando les preguntas: ¿y qué harías tú si a tu niña la violara cualquier sinvergüenza y se quedara embarazada?, o ¿qué harías si a tu mujer el médico le dijera que del parto se va a quedar, si no muerta, si gravemente enferma? Entonces», añade Marcos Vizcaya, «todo el mundo te contesta: «Ah, bueno, en ese caso yo sí que querría que abortaran».

Salvar al más capacitado para vivir

Sin embargo, las conversaciones y meditaciones de los miembros de Coalición Democrática no han debido ser las mismas, ya que este grupo no sólo es contrario a la despenalización «en todos los supuestos», sino que además considera muy «suaves» las penas de cárcel contempladas en el proyecto del Gobierno. En sus enmiendas, CD pide que se agraven dichas penas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 1980

Más información

  • Coalición Democrática pide el aumento de los años de cárcel