Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Visita del presidente de Guinea a la Academia de Zaragoza

El teniente coronel Obiang, presidente de Guinea Ecuatorial, visitó ayer Zaragoza acompañado por el ministro de Defensa español, Agustín Rodríguez Sahagún.A mediodía se trasladó a la Academia General Militar, donde le cumplimentó el capitán general de la quinta región, teniente general Antonio Elicegui, y el director de la Academia, Luis Pinillas.

Tras rendirle honores de ordenanza e interpretar los himnos nacionales de Guinea Ecuatorial y España, pasó revista a las fuerzas y fue saludado por autoridades militares y civiles.

Más tarde presenció el homenaje a los caídos, durante el cual se interpretó el himno de la Academia y, a continuación, presidió el desfile de los alumnos cadetes.

Firmó en el libro de honor de la institución castrense, poniendo de manifiesto que había sido alumno de la misma durante los años 1963 a 1965, y seguidamente visitó las instalaciones en las que había cursado sus estudios militares y presenció unas exhibiciones de educación física a cargo de alumnos de la Academia y de los GEO de la Policía Nacional.

Terminados estos actos, el presidente de Guinea almorzó con los alumnos del centro militar. El teniente coronel Obiang y el ministro español de Defensa pronunciaron unas palabras a los postres.

Agustín Rodríguez Sahagún mostró su satisfacción por tener el honor de que un antiguo alumno de la Academia General Militar haya llegado a ser el presidente de un país hermano y amigo.

«Una muestra de que el aprendizaje fue fecundo», dijo Rodríguez Sahagún, «es este hecho». Más adelante indicó que, como ministro, promete al presidente de Guinea que la Academia General Militar, renovada en métodos, pero con su espíritu de siempre está abierta a la cooperación con el Consejo Militar Supremo de la República de Guinea Ecuatorial para la formación de su Ejército.

«De hecho», añadió Rodríguez Sahagún, «hay dos profesores de esta Academia en Guinea». Puso de relieve los lazos comunes entre los dos países, y explicó, finalmente, que todos los miembros de la Academia se sienten hoy orgullosos por el hecho de que un caballero cadete que estudió en Zaragoza con ellos vuelve a este lugar cuando ocupa un puesto destacado en la historia de su país.

Teodoro Obiang respondió a las palabras del ministro y calificó el día de ayer como «histórico e importante para Guinea». Recordó su paso por la Academia General Militar, en la que, según dijo, dejó un trozo de su corazón, después de agradecer a los Reyes, al Gobierno y al pueblo español por haberle invitado a visitar España y por el recibimiento que le hicieron.

Señaló que está vivamente interesado en mantener la hermandad entre los dos pueblos «porque», precisó, «Guinea Ecuatorial es una semilla de España. Aunque política e ideológicamente hubo períodos en los que diferentes intereses intentaron borrar la huella española, eso no fue posible».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 1980