Se complica el caso de las quinielas clandestinas italianas

La policía italiana de finanzas ha ordenado el secuestro de veinte cheques bancarios girados a personajes deportivos, cuyos nombres no han sido facilitados. Dicha medida ha llegado tras haberse tomado declaración a Alvaro Trinca, uno de los denunciantes del affaire de las apuestas clandestinas en el calcio, que dieron lugar a sospechas de que veintisiete jugadores podrían haber sido sobornados para favorecer determinados resultados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS