Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nombramiento del general Santamaría choca con el Estatuto vasco, según el PCE

El nombramiento «unilateral», por parte del Gobierno, de un delegado para asuntos de orden público en Euskadi «se enfrenta con el Estatuto de Autonomía, al reducir de forma visible las competencias que sobre este tema corresponden a la comunidad autónoma», según la declaración del comité ejecutivo del Partido Comunista de Euskadi, hecha pública ayer en Bilbao.

Dicha medida, al no implicar «compromiso alguno en los ritmos y plazos necesarios para la creación de la policía autónoma», no puede insertarse, a juicio del PC de Euskadi, en las disposiciones recogidas por el Estatuto. Dicha afirmación es contrapuesta, en el comunicado del PC, a unas declaraciones de Juan María Bandrés sobre la significación del nombramiento del general Sáenz de Santamaría.

Por su parte, el diputado de Euskadiko Ezkerra, Juan María Bandrés, comunicó a EL PAIS su disgusto por la interpretación dada a sus palabras. «Yo dije ante todo», aclaró Bandrés, «que había que esperar a ver la forma cómo el delegado gubernativo aplicaba los instrumentos puestos en sus manos y, en particular, la ley de Seguridad Ciudadana, para valorar el sentido del nombramiento, y adelanté mi preocupación ante el hecho de que la persona elegida fuera un militar. Pero, a mi apreciación de que, en principio, el nombramiento de un delegado podría encajar con el Estatuto, no era ningún invento, sino que corresponde a lo establecido en el artículo 23 del mencionado texto legal. »

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 1980