La gasolina portuguesa, la más cara de Europa

Desde las cero horas del jueves, la gasolina portuguesa es una de las más caras de Europa, tras el aumento de un 15% decretado ayer por el Gobierno que preside Sa Carneiro.

A partir de ayer, el litro de la gasolina super cuesta el equivalente a unas sesenta pesetas; el de normal, unas 54, y el de gasóleo, cerca de 3,1 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 31 de enero de 1980.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50