La quiniela: EL PARTIDO DEL DIA

ONCE DERROTAS CONSECUTIVAS

Los partidos entre la Real Sociedad y el Athlétic de Bilbao, o viceversa, han estado siempre enmarcados por unos diferentes niveles de expectación. Mientras que en Madrid, por ejemplo, un Real-Atlético de Madrid es encuentro de «cada uno a lo suyo», de frialdad, por un lado, y pasión, de otro, el duelo entre los vascos es como un triunfal y fraternal encuentro. Pocas veces, tal vez ninguna, he visto yo fotografiarse al Madrid y al Atlético juntos. Las placas han ido siempre cada una por su lado. Entre los citados equipos vascos, no; se retratan juntos, se hacen regalos y se vive una auténtica fiesta futbolera.Aparte esta anécdota, y yendo al campo de los resultados, es curioso comprobar que mientras la Real lleva once años seguidos ganando al Athlétic, el Bilbao, en San Mamés, en ese mismo tiempo, ha perdido tres veces y ha empatado dos contra la Real.

En estos momentos la situación apenas ha variado. La Real se muestra como teórica vencedora y el Athiétic como víctima. De cualquier forma, algo es evidente: se volverán a vivir los mismos momentos de años anteriores y será la aran fiesta del fútbol vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de enero de 1980.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50