Gente

La Marsellesa,

himno nacional de Francia, salvó al cantante Serge Gainsbourg de una situación difícil que amenazó una de las actuaciones protagonizadas en Estrasburgo.Gainsbourg, compositor y cantante que recientemente estuvo en España con su compañera, la actriz Jane Birkin, había anunciado la presentación del espectáculo y dijo que en él daría un recital de canciones durante el cual estaría acompañado por una orquesta jamaicana. Uno de los números del programa era la interpretación del citado himno al estilo musical reggae. Algunos sectores de la opinión pública francesa estimaron que esta versión de La Marsellesa era irreverente y constituía una provocación manifiesta.

Toda la ciudad se llenó de pasquines de protesta, e incluso hubo amenazas de atentados contra el hotel en el que se alojaban los componentes de la orquesta jamaicana. Ante esta situación, la noche del estreno, con la sala llena de público, compuesto en una parte por unos cincuenta ex paracaidistas tocados con boina roja, Serge Gainsbourg apareció solo en el escenario y anunció que no podía dar su recital porque los componentes de la orquesta habían renunciado a presentarse. Inmediatamente después, el cantante comenzó a interpretar, con el puño en alto y en solitario, el himno nacional francés, sin música y según la versión original que escribió Rouget de Lisle. Ante ello, los ex paracaidistas se pusieron en pie. Al final, el público ovacionó a Gainsbourg y abucheó a los ex paracaidistas, que abandonaron la sala protegidos por la policía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS