Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sancionados siete autobuses municipales por excesiva emisión de humos

El índice medio de contaminación ambiental de Madrid sufrió ayer un sensible descenso frente a los días anteriores. Ninguna de las estaciones rebasó en toda la jornada los límites tolerables. Los responsables municipales de Medio Ambiente atribuyeron el descenso exclusivamente a las medidas dictadas por el Gobierno Civil el pasado lunes, ya que, según aseguró el concejal Manuel Mella, las condiciones climatológicas no sólo mantenían las mismas características de días precedentes, sino que ayer se habían endurecido.La aplicación rigurosa de las medidas, con las correspondientes sanciones a los infractores, no se inició hasta la tarde de ayer, pero se aplicaron con todo rigor. Así, y según información facilitada por el Gobierno Civil, la Policía Municipal ha retirado de la circulación veinticinco autobuses de líneas periféricas, así como otros siete de la EMT. Los autobuses están en depósitos dependientes del Gobierno Civil y tendrán que pagar la multa correspondiente, además de no poder circular de nuevo mientras no estén revisados.

Ayer se denunciaron, asimismo, unos 2.000 vehículos que obstruían la circulación por encontrarse aparcados en doble fila o en zonas de carga y descarga. Todos ellos tendrán que pagar multas de 5.000 pesetas, así como sufrir eventualmente la suspensión de los permisos de conducir.

Respecto al encendido de calefacciones, la impresión era ayer de que la medida había sido más respetada que el día anterior, aunque muchos ciudadanos llamaron a los teléfonos de información del Ayuntamiento y del Gobierno Civil para averiguar si sus casos particulares eran motivo de excepción.

Sólo se han advertido 35 infracciones en una revisión de trescientos casos, para los que ya hay propuestas de sanción de 25.000 pesetas cada una. Igualmente, a dos grandes empresas industriales se les ha obligado a adoptar medidas correctoras.

Según datos facilitados a las seis de la tarde por la Delegación de Medio Ambiente, la media de contaminación a las seis de la tarde era de 166 microgramos de SO2, por metro cúbico, 98 de partículas y 7,4 de monóxido de carbono. Las estaciones se mantuvieron a lo largo del día con las luces verdes.

Aumenta la demanda de calefacción eléctrica

Las previsiones municipales para hoy eran notablemente optimistas. Manuel Mella aseguró que a medida que los madrileños conozcan con exactitud las medidas de emergencia, éstas darán su rendimiento a un ciento por ciento. También informó de que el respeto a las medidas había sido ayer notable. En el Ayuntamiento, aunque el día anterior el alcalde pidió que no se encendieran las calefacciones, como medida ejemplarizante, gran parte de las dependencias encendieron las calderas de gas ciudad desde primeras horas de la mañana.A raíz de conocerse las medidas gubernativas para reducir los índices de contaminación han sido muchas las personas que se han apresurado a comprar aparatos eléctricos de calefacción, según aseguraron ayer en una conferencia de prensa representantes de las empresas suministradoras de energía eléctrica a Madrid. Angel de las Heras, de Unión Eléctrica, dijo que este aumento de la demanda puede crear problemas puntuales en la distribución en algunos puntos de Madrid.

Advirtió también del peligro de la insuficiencia de potencia en la instalación de algunas viviendas y anunció que habían encargado estudios comparativos sobre el coste de la electricidad frente a otros tipos de energía. Sin embargo, los datos que facilitaron sobre gasto de energía eléctrica durante los dos primeros días de aplicación del plan de emergencia no señalaban ningún aumento. El martes, el consumo de electricidael fue un 4% inferior respecto al mismo día del pasado año. La razón que esgrimieron para explicar estas cifras fue que estos días se están caracterizando por ser secos y soleados y que el frío no se hace notar de manera especial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 1979

Más información

  • Continúa el descenso de la contaminación