Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Carreras de caballos

El Premio Antonio Blasco se quedó en casa

Tormento, con Ceferino Carrasco, ganó el domingo, en el hipódromo de La Zarzuela, el Premio Antonio Blasco, carrera de Grupo I, que gue la más importantes del programa. Se produjeron bastantes sorpresas en el resultado de algunas de las pruebas y sólo aparecieron dos boletos con la combinación de la apuesta quintuple, que cobrarán cada uno 1.568.911 pesetas. La triple gemela quedó desierta.

Siete caballos tomaron la salida en el Premio Antonio Blasco, carrera que se programó en recuerdo del que fuera propietario de la cuadra Rosales y miembro del comité directivo de la Sociedad de Fomento, y en el que tenían cabida, por primera vez, los potros de dos años con los de tres y los «viejos». Las especiales características de la prueba habían levantado gran interés en torno a ella. De los participantes, dos pertenecían a la cuadra Rosales, que quería, más que nunca, ganar una carrera. Tormento llevaba los segundos colores de la cuadra, mientras que los primeros los representaba Platinada, recientemente ganadora del Premio Ayuntamiento de Madrid. Pero había dos caballos más en el Premio Blasco que tenían una gran vinculación con el que fuera propietario de la cuadra Rosales: Lorgot había sido de Blasco y Dunhill es hijo del gran Chacal, uno, si no el mejor, de los caballos de este propietario. La lista de caballos la completaban Goldeer, propiedad del gran rival de Blasco, Ramón Mendozay Yuppi Du.La victoria fue para la cuadra Rosales, pero no gracias a Platinada, que no remató como se esperaba, sino a Tormento, un joven caballo que demostró haber subido de valor y encontrarse en un buen momento. La segunda plaza fue para Dunhill, que llevó Juan Carlos Espinosa.

Ultima reunión en Valencia

El domingo finalizó la temporada de carreras de El Saler. Los ganadores fueron: Biurri, en el Premio Peña Hípica Goya; Kid, en el Sociedad de Fomento; Sno d'Ao, en el Asociación de Gentlerrian Riders; Candy Sun, en el Ayuntamiento de Valencia, y Faray Echo, en el Jefatura de Cría Caballar.

Los ocho acertantes de la apuesta quíntuple cobrarán 31.295 pesetas. La triple gemela quedó desierta, con un fondo de 4.552 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de noviembre de 1979