Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayer murió, el conde de Villapadierna

José Padierna de Villapadierna, conde de Villapadierna, murió ayer, víctima de un cáncer de páncreas, a los 69 años de edad. El conde de Villapadierna era una persona muy conocida por su vinculación con el deporte, tanto en el automovilismo, donde fue presidente de la Federación Española, como por su cuadra de caballos de carreras.El conde de Villapadierna había nacido en Málaga el 26 de diciembre de 1909. Estaba a punto de cumplir, por tanto, setenta años. Su vinculación al automovilismo data de comienzos de los años treinta, época en la que realizó su actividad como piloto de carreras. Debutó en Montjuich, formando pareja con el por entonces famoso piloto español Palacios. Más tarde, en 1934, en el Gran Premio de Pau, llegó a terminar en tercera posición, por detrás de Nuvolari y Varzi. Dos años después repetiría el mismo éxito; se retiró del automovilismo activo al comienzo de la guerra española.

Pero el conde de Villapadierna siguió unido al automovilismo, y, en en 1968, fue nombrado presidente de la Federación Española, cargo que ocupó hasta 1977. Fue presidente honorario del Real Automóvil Club de España y vicepresidente de la misma entidad, miembro de la Federación Internacional, así como miembro vitalicio de la Asociación de Antiguos Pilotos.

Muy popular en el mundo de la hípica, el conde de Villapadierna fue propietario de una de las más importantes cuadras de caballos españolas, así como miembro del comité directivo de la Sociedad de Fomento y Cría Caballar de España. Su caballo Rheffisimo fue uno de los mejores de la historia reciente del hipódromo; fue el único ejemplar nacido y criado en España que participó en la famosa prueba inglesa King George, de Ascot.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 1979

Más información

  • Fue piloto automovilista y criador de caballos