Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Piragüismo

Decepción española en los Mundiales

La decepción fue la nota dominante en cuanto a la participación española en las primeras finales de los XV Campeonatos del Mundo de Piragüismo, que se están disputando en esta localidad de la República Federal de Alemania.La mayor decepción fue la del equipo de K-4, sobre mil metros, integrado por Menéndez, Celorrio, Díaz Flor y Misióné. Su puesto en la final fue el séptimo, con un registro de 3-17-76/ 100, muy lejos de la cabeza, que ocuparon los germanos orientales, con 3-14-43. Al paso por los quinientos metros, según el tablero electrónico, el equipo español marchaba en cuarta posición, detrás de la RDA, Polonia y la URSS.

En los últimos quinientos metros, el viento cambió y los equipos que se habían visto favorecidos por el elemento meteorológico, al final se vieron muy perjudicados, como lo prueba el hecho de que el cuarteto español, uno de los favoritos para la medalla de oro, no pudiera estar entre los primeros y quedando detrás de países con menos peso específico dentro del mundo del piragüismo.

Al final de la prueba los cuatro hombres del K-4 manifestaron que habían hecho todo lo que estaba en su mano, y que contra las inclemencias meteorológicas no se puede luchar. Al final, viendo que ya no podían ganar medalla, aflojaron, reservándose para las pruebas de mañana en quinientos metros, donde deben competir en semifinales por, la mañana y, de clasificarse, en la final por la tarde.

El K-2 español también decepcionó. Del Riego y Vázquez también culparon al viento de su mala clasificación, ya que tan sólo consiguieron llegar en novena posición. Contra todo pronóstico venció Noruega, delante de Hungría y del gran derrotado: la URSS. Mañana los dos españoles esperan hacer mejor papel en los quinientos metros, prueba más adecuada para sus características.

Hoy habrá representación española en las finales de 10.000 metros en tres embarcaciones: K- 1, K-2 y C2.

Ruediger Helm, de la RDA, conquistó la medalla de oro en la especialidad de kayak monoplaza. Cubrió los mil metros en 3-58-61/100. En la misma distancia de canoa monoplaza, el ganador fue el húngaro Wichman. Asimismo, la pareja de la Unión Soviética, Urshenko-Lobanov, se alzaron con el triunfo en la.final de la modalidad canadiense-parejas sobre mil metros.

En otro orden de cosas hay que decir que un miembro de la delegación soviética -se cree que se trata de Wladas Schessinuas, campeón olímpico en 1972 en doble canadiense yactual asesor del equipo soviético- pidió asilo político, según se informó ayer en Bonn.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de agosto de 1979