Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Victoria inicial del sector crítico en la asamblea del PSOE de Madrid

El sector crítico obtuvo ayer un triunfo inicial en la asamblea del PSOE de Madrid, al obtener su ponencia la mayor votación para texto-base de los debates. El pronunciamiento de la asamblea marcó la existencia de tres bloques, tal y como se esperaba. A la vista de lo ocurrido, los moderados intentaron una estrategias de presentación de enmiendas a la ponencia izquierdista, mientras los defensores de esta última negociaron el apoyo del grupo de Alonso Puerta convertido en árbitro de la situación.La sesión se inició con la elección de presidente de la asamblea, que pareció marcar una tónica favorable al sector moderado, al ser elegido su candidato, señor López del Real. Posteriormente, se pasó a la elección de una ponencia como texto-base de los debates, «y aquí el ambiente empezó a caldearse, no sólo por los debates, sino por el tremendo calor que hacía», según las fuentes que han informado a EL PAIS del desarrollo de esta asamblea, celebrada a puerta cerrada.

Antes de ser elegida una ponencia se abrió un turno de intervenciones. Trece personas se apuntaron a ese turno, tres de ellas en favor de las «59 tesis» que defendía el sector moderado, y las otras diez en contra de dicha ponencia y a favor de las de Alonso Puerta, del sector crítico o de los antiguos miembros del PSP, según el orador que hacía uso de la palabra. Como se sabe, los «contactos exploratorios», realizados en los días previos a la reunión no habían producido acuerdos para defender un solo texto por más de un sector, y cada uno mantuvo hasta el final el suyo, por lo que la votación inicial en la asamblea de la Federación era indicativa de la relación de fuerzas existente.

Puestas a votación tres de las ponencias -la de antiguos miembros del PSP fue retirada en el último momento, al igual que los textos propios presentados individual mente por algunas agrupaciones-, se registró el siguiente resultado: ponencia crítica, 68 votos; «59 tesis», 65 votos; y la llamada tercera vía (Alonso Puerta), 51 votos. Esta última logró, por tanto, un resultado mejor del que se esperaba.

La ponencia crítica fue defendida por Enrique del Moral, quien puso el acento en el peligro de aceptar el texto de las «59 tesis», que abre la posibilidad de que en el futuro se acepten iniciativas sindicales ajenas a la UGT; Manuel Abejón, que destacó la defensa de un modelo profundamente democrático de partido en el texto crítico; y Carlos López Riaño, quien dijo que eligiendo esta ponencia no se cerraba el futuro del partido, a diferencia de lo que ocurriría con el otro texto, al que consideró «excluyente».

Así las cosas, fue suspendida la sesión para almorzar, tiempo que fue aprovechado por los representantes de uno y otro sector para negociar apoyos mutuos. De acuerdo con la tendencia que ya venía manifestándose durante los días anteriores, los grupos de Alonso Puerta y el sector crítico acordaron apoyarse mutuamente, a cambio de ciertas concesiones a aquel que acercara el texto final al suyo, sobre la base de defender la estructura de la ponencia crítica.

Reanudada la sesión, los moderados presentaron una enmienda a la totalidad de la primera parte del texto crítico -que trata el problema ideológico-, proponiendo que fuera sustituido por sus nueve primeras tesis.

El presidente de la Diputación, Carlos Revilla -vinculado al grupo de Alonso Puerta-, se levantó para pedujsIgunas modificaciones al texto-base en la parte ideológica; por el sector crítico, Enrique del Moral expresó la aceptación de estas matizaciones, y en la votación se produjeron dos bloques, con 102 votos a favor del texto negociado por los grupos de Puerta y el sector crítico, y 73 en contra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de julio de 1979

Más información

  • Derrotadas las enmiendas del ala moderada por acuerdo de los otros sectores
  • En medio de la expectación despertada en días anteriores por la elección de compromisarios de las distintas agrupaciones, ayer dio comienzo la asamblea de la Federación Socialista Madrileña, que ha de elegir la ponencia de esta última para el congreso extraordinario del PSOE. Dicha Federación reune al 10% de la militancia total del partido y los resultados de la asamblea tienen un valor simbólico de cara al congreso extraordinario, sin que esto quiera decir que los «tres bloques» de Madrid se reproduzcan igualmente en el resto de las federaciones. Informa Joaquín Prieto