Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secretario del

Movimiento Comunista de Baleares, Antonio Mir, ha ingresado en prisión como presunto autor de un delito de injurias a la fuerza pública, tras aparecer una pancarta en los balcones de la sede de su partido sobre la muerte de la ecologista Gladis del Estal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de junio de 1979