Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Museo de Ciencias Naturales

ADELPHA: "El expolio se ha intensificado desde la guerra civil"

La Asociación de Defensa Ecológica y del Patrimonio Histórico Artístico (Adelpha) insistió, en un comunicado de prensa distribuido ayer, en que el expolio que viene sufriendo el Museo de Ciencias Naturales no puede achacarse a los saqueos producidos en el siglo pasado: «En 1936 el Museo Nacional de Ciencias Naturales era el más importante de Europa, junto con los de París, Londres y Berlín, anteponiéndolo muchos especialistas a este último. Por consiguiente, el proceso de desasistimiento a que se ve sometido a todos los niveles arranca de la terminación de la guerra civil y llega a su punto culminante en el momento presente.»El comunicado insiste, rebatiendo así las declaraciones efectuadas a EL PAIS el pasado día 20 por el director del museo, Eugenio Ortiz, en que «resulta totalmente falso que la colección de paleontología esté guardada en el sótano, sólo por problemas de acondicionamiento y ampliación. Adelpha ha comprobado materialmente que la colección está expoliada, con muchas de sus bandejas vacías, arrumbada en condiciones intolerables y despojada de infinidad de rótulos, con lo que su valor científico queda sensiblemente disminuido».

Por último, el comunicado rebate asimismo otras declaraciones del señor Ortiz, a quien acusa de faltar a la verdad deliberadamente. En concreto, cuando afirma que la gran pieza de obsidiana llamada«el espejo de los incas» no ha desaparecido ahora, sino hace un siglo. Varios miembros de Adelpha, el personal del museo y estudiosos relacionados con éste área coinciden de manera inequívoca en que hasta hace pocos anos el espejo de los incas estaba colgado en la pared de la sala de mineralogía que da a la fachada principal, entre dos huecos de ventanas. Personal del museo ha indicado a Adelpha, sigue la nota, su emplazamiento exacto, hoy vacío, confirmándose las referencias de que ya se disponía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 1979