Una empresa bilbaína comprar la imagen de clubs y jugadores

El derecho de la imagen de los clubs y los jugadores de fútbol realmente se puede convertir en una extraordinaria fuente de ingresos. Serviría para remediar bastantes economías de numerosos clubs, actualmente de hecho casi en la bancarrota, y los jugadores recibirían unas ganancias que añadir a sus buenos ingresos. Una empresa bilbaína, dedicada al negocio editorial, dirigida por un ex gerente de club, José Ignacio Zarza, ha iniciado las negociaciones en tal sentido desde hace algún tiempo.

Las negociaciones no han cristalizado hasta ahora en nada concreto. Tanto los clubs como los jugadores no han respondido, posiblemente porque su respuesta deba producirse conjuntamente y las relaciones actuales entre estas dos partes no son las mejores posibles. De todos modos, al haber dinero por medio, lo más lógico es que haya entendimiento mutuo.José Ignacio Zarza tiene previsto remitir a cada club un informe detallado de lo que se puede realizar con el derecho de su imagen, y que también recibirán los jugadores, seguramente a través de la Asociación de Futbolistas. Se trataría de que los clubs y jugadores cediesen sus derechos de imagen a una entidad o empresa que los explote. Es decir, los clubs y los jugadores venden su imagen: anagramas, escudos, camisetas que visten sus jugadores, considerados portadores de ellos. Por el momento parece ser que es prematuro hablar de cifras concretas, porque éstas son las que habría que negociar. De todos modos, se puede asegurar que serían bastantes millones los que andarían en juego. Baste conocer los millones que suponen las promociones publicitarias de imágenes tan conocidas como Superman, Heidi, Marco, Jacky (el bosque de Tallac), etcétera, y que son explotadas hasta lo infinito.

Una vez concretadas las condiciones de la explotación de los derechos de imagen de los clubs y los jugadores y su cesión, habría que canalizar su promoción. De ello se encargaría una empresa publicitaria de reconocida cate goría. Este campo publicitario de los clubs y los jugadores, total mente abandonado hasta ahora, puede convertirse en un asunto sumamente apetecible por parte de las empresas publicitarias. El tema, por otra parte, podría verse en cierto modo complicado con las marcas comerciales que, se guramente no tardando mucho, se encargarán de patrocinar a de terminados clubs, como sucede actualmente en países como la República Federal de Alemania, Estados Unidos y ahora comien za a ponerse en práctica en Gran Bretaña. El tema, por lo que se refiere a España, está aún en pañales y, por tanto, es bastante complejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 04 de abril de 1979.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50