Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Hípica

Los caballos de la Federación, duramente criticados

Con el comienzo de la temporada de hípica y los no muy buenos resultados de los caballos de la Federación, ha crecido el descontento en un amplio sector de los jinetes. Las compras realizadas por la Federación son motivo de una fuerte polémica, de la que no salen muy bien parados ni Alvarez Cervera ni Segovia.En el Club Pineda, de Sevilla, se disputó el fin de semana pasado el primer concurso de la temporada que sirvió de selección para jinetes y caballos. De estas competiciones saldrá el equipo que probablemente viajará al CHIO de Ginebra. Concretamente: Aveyro, con Constant; Cervera, con Dino y Romeo; Rosillo, con Aguila Real, Alí Baba y Jomi Royal, y Segovia, con Acrobat y Agamenón.

MÁS INFORMACIÓN

El gran ausente de este concurso andaluz fue Luis Antonio Alvarez Cervera, que disputaba las pruebas de la Copa del Mundo de Saltos de Obstáculos, con dos de los caballos que son motivo de amplia polémica: Dino y Romeo, Estos equinos y Acrobat, que tiene Alfonso Segovia, fueron comprados hace pocos meses por la Federación, con un presupuesto concedido por el Comité Olímpico.

Las compras realizadas han levantado gran descontento entre todos los jinetes. Estos, enfadados con los directivos de la hípica, les acusan de ejercer una política elilista que sólo beneficia a dos jinetes: Cervera y Segovia, a quienes izan destinadas estas compras. Los caballos, dicen los jinetes, además de no ser muy buenos, son muy caros; y añaden que en lugar de comprar animales caros deberían de adquirir ejemplares más jóvenes y baratos para dar así más montas a otros jinetes. Todos parecen coincidir en que la finalidad de estos presupuestos no debe ser llegar a las confrontaciones más importantes de Europa, sino, por el momento, elevar el nivel general de los jinetes e incorporar poco a poco nuevos elementos al equipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de marzo de 1979