Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Terán: "Es fundamental la participación ciudadana en los planes urbanísticos"

Elías Cruz, delegado del Gobierno en Coplaco, y Fernando Terán, director de Planeamiento Metropolitano, calificaron ayer a los PAI (programas de actuación inmediata) como el experimento más positivo que se ha llevado a cabo en España en cuanto a la redacción del planeamiento urbano con participación ciudadana. Coplaco continuará la línea emprendida hace un año, a pesar de las reticencias mostradas por el Ayuntamiento y algunos organismos oficiales, que, en palabras de Carlos Conde Duque, gerente, «no están acostumbrados a trabajar con la participación vecinal».Fernando Terán hizo una cerrada defensa de la validez de los PAI, y se pronunció en contra del planeamiento urbanístico realizado por técnicos desde sus mesas de trabajo. Actualmente está terminado el de Hortaleza. Los de Tetuán, Carabanchel, Vallecas y Moratalaz se están gestando a través de sus respectivas comisiones, y próximamente se comenzarán los trabajos de los demás.

Cada PAI abarca una zona de Madrid y de la provincia, que es sometida a estudios muy detallados, tanto de uso del suelo como de propiedad del mismo, servicios con los que cuenta, necesidades de vivienda, etcétera. Una vez que todos estén redactados, su suma será prácticamente el nuevo PIan General de Ordenación Urbana de Madrid, que se habrá realizado, por tanto, con la participación de asociaciones de vecinos, organismos profesionales, Administración central y local, e incluso con las ideas aportadas por los vecinos a nivel particular. Los equipos de técnicos tienen órdenes de facilitar al máximo esa participación.

En el caso del PAI de Hortaleza, único terminado hasta la fecha, el distrito se subdividió en 81 zonas más pequeñas, y cada una de ellas fue objeto a su vez de un estudio y un análisis detallado. Con eso se asegura una información de base realista, y a partir de ahí se pueden programar actuaciones que palien o solucionen los problemas con efectividad.

Pero, aunque la suma de los estudios sea prácticamente el Plan General de Madrid, no llega a serlo, porque a ese nivel superior entra ya un componente político. Tal y como afirmó Fernando Terán, la última decisión en cuanto al futuro de Madrid corresponde a los parlamentarios. Ellos decidirán si la ciudad y la provincia crecen hasta llegar a los ocho millones de habitantes, si se prosigue la política de industrialización o no, si se prefiere seguir llenando Madrid o si el crecimiento va a canalizarse hacia las provincias limítrofes. A este nivel, lo único que puede y debe hacer Coplaco será acomodar las perspectivas urbanísticas y de servicios a las directrices que marquen los políticos.

Actualmente, el PAI de Hortaleza está en suspenso. La razón es que aún no se ha efectuado la valoración económica y la jerarquización de gastos. Dado que dichos programas de inversión tendrán que ser aplicados por las. nuevas corporaciones locales y por organismos ministeriales, pendientes de! renovación tras las generales, se tía decidido no continuar adelante: en los trabajos. Lo que sí se hará será una campaña de divulgación del estudio realizado, para que esté en conocimiento del mayor número posible de organismos y ciudadanos interesados.

El señor Conde Duque, a la pregunta de un periodista, afirmó que no existen enemigos contra los PAI. En el caso del Ayuntamiento de Madrid, cuya actitud inhibicionista ha sido denunciada por la Coordinadora de Asociaciones, dijo que tal vez «no entendieran esta filosofía de trabajo, de participación. El Ayuntamiento no es que esté en contra, sino que prefiere no comprometerse en temas importantes en un momento de transitoriedad. En el caso de otros organismos ha habido algunas reticencias, pero no oposiciones concretas».

El pleno celebrado el lunes aprobó la expropiación forzosa de 411.000 metros cuadrados en el polígono cinco, en Vallecas. Se edificará un total de volumen de 910.000 metros cúbicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 1979

Más información

  • Defensa en Coplaco de los "planes de actuación inmediata"