Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El accidente ferroviario de la Sollana fue debido a un fallo humano

El choque frontal de trenes ocurrido a mediodía del jueves en la estación de Sollana (Valencia) se debió a un fallo humano, según confirma una nota oficial facilitada por Renfe.

La citada nota señala que el fallo estribó en que el agente encargado de la circulación en esta estación dio salida al ómnibus cuando el mercancías aún no había llegado a la de Sollana.Según declaraciones del ayudante del maquinista del ómnibus, Segundo Cornejo, circulaban al 80 km/ h cuando, a trescientos metros antes de llegar a El Romani, vieron venir de frente a un mercancías a escasa velocidad, pero no pudieron frenar el ómnibus. Ayudante y maquinista saltaron de la unidad tras comprobar que el convoy no se detenía, lo que les permitió salir ilesos.

A raíz del choque frontal murieron cuatro personas y sufrieron heridas de diversa consideración otras treinta, que casi en su totalidad pasaron a sus respectivos domicilios una vez reconocidos en los centros hospitalarios de Valencia. Ayer sólo permanecían ingresadas dos mujeres con fracturas de diversa consideración. Una de ellas fue trasladada a una clínica privada desde el centro Sanjurjo, donde recibió la primera asistencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 1979