Se pide en Pekín que el régimen abandone la "dictadura del proletariado"

Las críticas hechas por medio de dazibaos (carteles murales) al fallecido presidente Mao Tse-tung y a su continuador al frente del Partido Comunista chino, el primer ministro Hua Kuo-feng, se están extendiendo al sistema ideológico que rige el país. Durante las últimas horas han aparecido en Pekín nuevos dazibaos en los que se reclama «respeto para los derechos humanos» y tanta «democracia» para Oriente como para Occidente.

En otros carteles se califica también de «reaccionario»al Gobierno chino de 1976 -encabezado por Mao y Hua Kuo-feng-, al que se compara con la «dictadura fascista y reaccionaria del zar Nicolás Il ».En uno de los dazibaos referentes a los derechos humanos se expresa lo siguiente: «No se puede tolerar que los derechos del hombre y la democracia constituyan los eslóganes de la burguesía occidental, mientras al proletariado oriental se le reserva sólo la dictadura.»

Otro dazibao, titulado «la democracia juzga a la dictadura», recuerda el poder absoluto ejercido para realizar la unidad de China por el emperador Chin Shih-huang (221-206 antes de Cristo), al que solía identificarse Mao Tse-tung

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de noviembre de 1978.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50