Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medidas del Gobierno Carter para apoyar el dólar

El Gobierno norteamericano anunció ayer, de forma inesperada, la adopción de una serie de medidas de emergencia destinadas a frenar la caída de valor del dólar en los mercados internacionales, que obtuvieron una rápida y favorable acogida dentro y fuera de Estados Unidos. A primera hora de la mañana de ayer, la Casa Blanca, el Departamento del Tesoro y el Banco Central (Federal Reserve Board) anunciaron conjuntamente el programa de emergencia destinado a fortalecer la moneda norteamericana, cuya constante depreciación en los últimos meses estaba «perjudicando el clima para las inversiones y el crecimiento económico».

El presidente Jimmy Carter dijo que la intervención gubernamental era necesaria «para corregir el descenso excesivo del dólar que se ha registrado últimamente». Carter añadió que esta baja del dólar supone «una amenaza para el progreso económico en Estados Unidos y en el extranjero y pone en peligro el éxito de nuestro programa antiinflación».

Aumenta tipo de descuento

Las medidas de emergencia incluyen la elevación en un punto del tipo de descuento aplicado por el Banco Central norteamericano o Reserva Federal en sus préstamos a los bancos comerciales. Este tipo de descuento estaba fijado en el 8.5% y pasa ahora a ser del 9,5%,lo que supone el porcentaje más alto de la historia. Como resultado inmediato de esta medida subirán todos los tipos de interés en el país.Otra medida consiste en el incremento del volumen de oro puesto a la venta de las reservas norteamericanas. Mientras que Norteamérica tiene previsto vender este mes 750.000 onzas de oro, el programa de emergencia dispone que en los próximos meses salgan a subasta no menos de un millón y medio de onzas de oro cada mes.

Se establece asimismo un fondo de reserva suplementario para los bancos comerciales norteamericanos, que será igual al 2% de los depósitos en metálico que tengan en este momento, en denominaciones de 100.000 dólares o más.

Por último. se dispone el empleo de 30.000 millones de dólares para intervenir en los mercados monetarios internacionales. Esta medida incluye acuerdos de cambio con los bancos centrales de Suiza, Japón y la República Federal de Alemania, y la venta de derechos especiales de giro. Las líneas de cambio con el Bundesbank alemán se incrementan hasta 6.000 millones de dólares, mientras que se aumentan a 5.000 y 4.000 millones, respectivamente, las líneas de cambio con los bancos centrales de Japón y Suiza.

El ministro del tesoro, Michael Blumenthal, se mostró optimista sobre el éxito de las medidas de emergencia y dijo que los problemas del dólar estaban causados por factores «psicológicos y especulativos». La intervención del Gobierno norteamericano está destinada también a «dejar bien claro que no permitiremos que esta situación continúe», aseguró Blumenthal.

La falta de confianza en el dólar que se registra en los mercados monetarios internacionales estaba basada en buena parte en la existencia de 500.000 millones de dólares en el exterior y también en el escepticismo generalizado sobre una decisión intervencionista del Gobierno de Jimmy Carter.

Reacción de Wall Street

En la Bolsa de Nueva York, que había dejado veinte puntos en el índice Dow Jones el martes, se registró ayer un fuerte movimiento, que evidencia una reacción favorable a las medidas del Gobierno.En los medios de Wall Street se opinaba ayer que estas medidas, de emergencia eran absolutamente necesarias. Principalmente de cara a la lucha contra la inflación, y que debían haberse adoptado mucho antes.

Mejora del dólar

Tras varias semanas de continuados descensos, el dólar ha iniciado en las dos últimas jornadas -ayer y anteayer- una cierta recuperación frente a las divisas de los países occidentales. La reanimación de la divisa norteamericana fue ayer especialmente sensible en el mercado de Londres, provocando una caída de la libra esterlina, que cerró sus cotizaciones a 1,9 dólares.También en Francfort y Tokio, dos mercados en los que la evolución del dólar había sido especialmente negativa en jornadas precedentes, la divisa estadounidense consiguió recuperarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de noviembre de 1978

Más información

  • Bien recibidas dentro y fuera de los EEUU