Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Subvención oficial para el Centro Cultural de Prosperidad

El Centro Cultural de Prosperidad-Chamartín, entidad privada que estaba condenada a desaparecer ante la falta de medios económicos con los que se enfrentaba para sufragar los gastos derivados de su vasta actividad, ha conseguido ser adscrito provisionalmente al Instituto de la Juventud, organismo autónomo dependiente del Ministerio de Cultura, quien se hará cargo de sus deudas y su mantenimiento en tanto se decide a quién pertenece jurídicamente el edificio.Este centro fue formado hace ahora aproximadamente un año, en el edificio que ocupara en su día la Escuela de Mandos José Antonio. Al desaparecer jurídicamente ésta, el edificio pasó al Patrimonio del Estado, quien, como en muchos otros casos, debía proceder a la adscripción del inmueble a quien acreditara su propiedad con anterioridad a que la Secretaría General del Movimiento, lo incautará. Esa adscripción no se ha realizado todavía.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha reivindicado en varias ocasiones el edificio, ya que durante la República estaba instalado en él el colegio Nicolás Salmerón, de propiedad municipal. Los planes del Ayuntamiento- para este edificio consisten en devolverle su antiguo carácter y reconvertirlo en escuela, cosa a la que se oponen los vecinos del barrio de Prosperidad.Catorce grupos de teatro y dieciséis de músicaAl cabo de un-año de funcionamiento, en el Centro'Cultural de Prosperidad ejercen su actividad catorce'grupos de teatro, dieciséis grupos de música, dos grupos de cerámica, un taller de carpintería, un colectivo de pintura, otro de cine y otro de prensa, un t;ller de, encuadernación, tres laboratorios fotográficos, un taller de electrónica, un taller de trabajo para deficientes mentales, un laboratorio de energías blandas, otro de biomédicas, una sala de exposición permanente,'dos grupos de dañza, un taller de pintura para niños, un centro de mujeres, un grupo de ayuda en carretera, un club de ancianos, una sala de boxeo y un gimnasio.

A pesar de esta actividad, que se completa con clases de muy distintas disciplinas, el centro no ha recibido, hasta ayer, ningún tipo de ayuda económica por *parte de la Administración, lo que le ha conducido a una situación prácticamente de cierre. El Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento han insistido, durante el peregrinaje de los responsables del centro por los

illos oficiales en busca de

pasi apoyo, en el hecho de que, en tanto no se realizara oficialmente la transferencia de la propiedad, nadie sabía a quién pertenecía ' el inmueble y, por tanto, quién debía hacerse cargo de los gastos derivados de su funcionamiento.

Por fin, ha sido la Dirección General de la Juventud, a través de su Subdirección General de Promocíón, la que ha transigido en ocuparse provisionalmente del centro -en tanto se decide a quién pertenete el edificio- y ha dado orden al Instituto de la Juventud para que se haga cargo de los gastos del mismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1978

Más información

  • Cuando estaba al borde de la quiebra económica