Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bultaco se vende a Puch

La empresa Cemoto, que fabrica las motocieletas Bultaco, va a ser integrada en el grupo austríaco Steyr-Daimler-Puch, A. G. El delicado momento por el que atraviesa la fábrica catalana, propiedad de Francisco Javier Bulto, ha movido a éste a entablar negociaciones con distintos fabricantes internacionales, llegando, finalmente, a un acuerdo con Puch. Don Paco Bulto, pionero en el campo de la motocicleta en España y una de sus grandes figuras, creó esta empresa familiar tras su ruptura con Permanyer, en la que participaba en la fabricación de las Montesa, en el año 1958.

En pocos años, el crecimiento de Bultaco fue importante, y cuenta con gran prestigio internacional basado, principalmente, en los éxitos deportivos, en los que Bulto ha basado su actividad comercial, y que fueron la causa de su ruptura con Permanyer. El éxito se centró, sobre todo, en las motocicletas de campo, actividad en la que Bultaco se especializó cuando aún pocos creían en sus posibilidades, y en las que ha llegado a constituirse como una de las marcas más cotizadas del mundo.

Sin embargo, los conflictos laborales de los últimos tiempos en la fábrica de San Adrián de Bexós, y una gestión económica no del todo correcta, ha llevado a Bultaco a la comprometida situación actual. Esto ha hecho que, en los últimos tiempos, los directivos de Bultaco hayan entablado gestiones con distintas fábricas de motocicletas, en busca de un socio.

La tercera fábrica española

Tras varias negativas, el grupo Steyr-Daimler-Puch ha dado el sí definitivo a Bulto. De esta forma, la tercera fábrica de motocicletas del país -incluyendo en este grupo a los ciclomotores y los scooters-, con una producción que roza las 24.000 unidades al año -por detrás de las 80.000 de Vespa y las 60.000 de Derbi-, pasa a formar parte del grupo austríaco, que ya posee una fábrica de ciclomotores en España, radicada en Gijón, aunque de reducido volumen. Lo que aún se desconoce es la nueva orientación que Puch querrá dar a Bultaco, así como si este acuerdo puede ser el que abra camino hacia otros similares con las otras fábricas de motos españolas, que atraviesan por momentos similares -si no peores- que los de Bultaco.

El acuerdo inicial deberá ser autorizado por la Administración. Cemoto cuenta con unos trescientos millones de recursos propios y una facturación de algo más de 1.200 millones de pesetas. Emplea quinientos trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de agosto de 1978

Más información

  • Debido a las graves dificultades económicas