"Aún se puede exigir a los promotores la urbanización del barrio del Pilar"

Para última hora de la tarde de ayer estaba anunciada una conferencia sobre la situación urbanística en el barrio del Pilar, conferencia en la que Vicente Montesinos, presidente de la comisión de urbanismo de UCD, criticaría duramente la actuación de las autoridades madrileñas aportando más datos que podrían conducir a un nuevo replanteamiento del problema surgido en este barrio. En su conferencia, el señor Montesinos hablará a título personal, para presentar lo conseguido después de una minuciosa investigación de varios meses en la Coplaco.Según el conferenciante, en el barrio del Pilar existen aún 36.000 licencias de construcción, que caso de realizarse supondrían un aumento de otros 150.000 habitantes más. El incumplimiento por parte de los promotores de sus obligaciones de urbanizar y equipar el barrio ha sido permitido por la misma Administración. Los datos recogidos hablan de que en 1968, cuando debía terminarse la tercera fase de la infraestructura urbanística, todavía no se habían realizado ni el 80 % de las obras de la primera fase. Aun así, los promotores, José Banús o aquellas sociedades en las que subrogara derechos y obligaciones, pidieron una prórroga de doce años, que les fue concedida. Es decir, el plazo para terminar los proyectos de viales, depuradoras y obras en general acaba el 7 de mayo de 1980.

En un principio, José Banús se comprometió a destinar noventa millones de pesetas para la construcción de la línea de Metro, treinta para una depuradora y otros noventa para accesos y vías interiores. Estos compromisos siguen vigentes, puesto que la concesión de la prórroga no los invalidó. De confirmarse estos extremos, existe aún la posibilidad de obligar a los promotores a cumplir estas obras, o a exigirles una indemnización.

El señor Montesinos expondrá después que se debe exigir a los promotores la terminación de las obras de urbanización antes de la fecha indicada de 1980, y que, en caso de incumplimiento, se les podrían anular las licencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de julio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50