El movimiento obrero español

«(...) De hecho, las Comisiones Obreras son reconocidas como el sindicato más poderoso, después de las elecciones sindicales. Las cifras exactas son discutidas. Camacho afirma que su central sindical obtuvo 60% más que los socialistas (UGT), la segunda central sindical.La incertidumbre de los resultados electorales procede de que en las empresas medianas y pequeñas los obreros no han elegido a funcionarios de las centrales sindicales, sino a representantes independientes. Estos independientes forman un tercer grupo sindical. A ellos les siguen a gran distancia sindicatos pequenos que no están ligados a ningún partido, pero que USO, SU y, CSUT pertenecen a grupos maoístas rivales. (...)

La UGT y CCOO afirman que la mayoría de los independientes pertenecen a ambas centrales sindicales, pero que no quieren darse a conocer. Este deseo de mantener en secreto su afiliación es un residuo de la ilegalidad, donde los verdaderos representantes de la clase obrera actuaban en la clandestinidad.

En el congreso de Comisiones Obreras se discutió la táctica a seguir en el futuro. Se trata de si se debe trabajar en la base o en los comités. Parece que los diricentes de Comisiones Obreras se inclinan a la primera posibilidad, que corresponde a la tradición y que se adapta mejor a la estrategia total que tiene como finalidad la creación de un sindicato unitario bajo la dirección de la mayoría (es decir, Comisiones Obreras). (...)»

24 junio

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de junio de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50