Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los castigos recaerán sobre personas concretas en lugar de los clubs

Personas físicas y concretas relacionadas de alguna forma con el fútbol -directivos, jugadores, árbitros, entrenadores, auxiliares serán considerados exclusivamente culpables y castigados cuando se demuestre fehacientemente su implicación en irregularidades deportivas, en lugar de las entidades o clubs deportivos a los que pertenezcan. Por otra parte, se confía en que las anomalías que han caracterizado el final de la Liga de este año, después de la labor investigadora que sobre las mismas ha realizado el Comité de Competición, sirva para que no se vuelvan a repetir en temporadas próximas. Se confía que, sobre este punto, suceda igual que con los árbitros, cuyos problemas se consideran prácticamente desterrados.Estos resultados, si es que se producen, bastarían para elogiar el trabajo de investigación que estos días realiza el Comité de Competición en torno a ciertas irregularidades de determinados partidos, cuyo prototipo es eljugado entre el Betis y el Rayo. Ciertamente la legislación en torno a estos temas cuenta con ciertas lagunas. Los auténticos culpables de las irregularidades, hasta ahora, no han sido castigados. Se ha castigado a árbitros, y sobre todo a clubs, pero apenas a directivos y jugadores. Por otra parte, el castigo a un club, en realidad supone una sanción para el socio, posiblemente el más inocente de todos. Ha tenido que suceder un caso concreto, el partido Betis-Rayo, para que la Federación decidiera tomar medidas drásticas sobre temas como éste.

En la próxima asamblea general la Federación presentará las modificaciones que pretende incluir en el reglamento de partidos y competiciones. Dichas modificaciones aumentarán la clase de indicios y pruebas suficientes para sancionar y los castigos registrarán una dureza hasta ahora desconocida en el fútbol español. Se pretende encon trar más facilidades que hasta aho ra para sancionar.

Ante estas perspectivas no pasan de meros detalles las declaraciones que sobre el partido del Betis-Rayo realizaron ayer ante el Comité de Competición el presidente bético, Núñez Naranjo, y el jugador rayista Alvarito, con el fin de descubrir el origen de los seis manidos millones de pesetas que se asegura estaban en juego en dicho encuentro. Sus declaraciones no han aportado claridad alguna y el Comité de Competición habrá de esperar a la semana próxima para decidir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 1978

Más información

  • La Federación modificará el reglamento de sanciones