Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Heridos por arma de fuego al saltarse un control de la Guardia Civil

Felipe Romero Osorio, de dieciocho años, fue herido de gravedad el pasado día 4 por la Guardia Civil, cuando, al parecer, en unión de otros tres menores (de edades comprendidas entre los quince y los diecisiete años), circulaba por las cercanías de Valdepeñas (Ciudad Real), en un automóvil robado. Según manifestó el tío del hospitalizado, José María Torralbo Belmonte, a la agencia Efe, los disparos, tal como le había contado uno de los ocupantes del vehículo, se produjeron al saltarse un control, ya que, aunque apreciaron una luz roja, continuaron su marcha sin percatarse de la presencia de la Guardia Civil, motivo por el que los miembros del control efectuaron varios disparos.Además de Felipe Romero, cuyo estado era ayer de mejoría general, aunque dentro del pronóstico grave, según declaró a EL PAIS la dirección del centro Ramón y Cajal, un menor, en la actualidad internado en el centro de la Seguridad Social de Valdepeñas, fue herido en una pierna. Los otros dos ocupantes del vehículo, según parece sustraído en Jaén, se encuentran en la cárcel de Ciudad Real y en el reformatorio de dicha ciudad.

El muchacho hospitalizado en Madrid, que fue trasladado en una ambulancia desde Valdepeñas, se encuentra en la actualidad sometido a sesiones de riñón artificial y continúa en fracaso renal agudo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de mayo de 1978