Difícil triunfo del Burgos

La victoria del Hércules en Las Palmas fue la mayor sorpresa de la jornada de Liga disputada anoche, y que se distinguió por la abundancia de goles; hasta ocho se produjeron en El Molinón, donde el Gijón ganó por seis a dos a la Real. El Elche perdió en su campo ante el Valencia y dejó escapar así los dos puntos conseguidos el domingo en Vallecas, con lo que vuelve a ponerse al borde del descenso. El Cádiz agotó en Sevilla una de sus últimas y lejanas posibilidades de escapar al descenso; un gol de Scotta resolvió el partido. En Burgos, el equipo local pasó apuros para derrotar al Betis. El Salamanca, por su parte, ganó con comodidad y holgura al Racing, que no opuso resistencia.

Un solitario gol a los siete minutos de la segunda mitad ha decidido el partido, en un espectacular remate de Pachín, que Esnaola no pudo interceptar pese a su estirada. Sólo seis minutos antes el Burgos desperdició un penalti al detener el cancerbero bético el disparo de Valdés. Ahí pudo estar la clave del encuentro, pero los locales supieron reaccionar merced a un fútbol rápido y alegre que encerró al Betis en su parcela, todo lo contrario del primer tiempo, malo de solemnidad por uno y otro bando, aunque las ocasiones de golear casi siempre favorecieron a los de casa, que convirtieron a Esnaola en el mejor de los sevillanos. También Navarro 11 en el minuto final tuvo que hacer una espléndida parada en falta sacada por Cardeñosa. El reparto de puntos no hubiera sidojusto, pues el Burgos jugó más y mejor.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS