Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis mil personas se manifestaron contra el chabolismo

Entre cinco y 6.000 personas reclamaron el pasado sábado «el derecho de toda persona a disponer de una vivienda con las condiciones mínimas de higiene y habitabilidad», en el transcurso de la manifestación realizada en Carabanchel Bajo contra el chabolismo en el distrito. El acto fue convocado por tres asociaciones, la de Carabanchel, Tercio Terol y San Antonio. Las amas de casa se sumaron a la misma, aunque a raíz de algunas divergencias internas con las restantes decidieron no firmar la convocatoria.Durante una hora, de siete a ocho de la tarde, los manifestantes recorrieron la calle General Ricardos, desde Oporto hasta Marqués de Vadillo, sin que en ningún momento ocurrieran incidentes. Al final, tomó la palabra Sócrates Gómez, diputado del PSOE y vecino de Carabanchel, y a continuación, Julián Rebollo, presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos, quien. recalcó la necesidad urgente de construir viviendas para los 2.000 chabolistas de Carabanchel, en particular, y las 53.000 familias necesitadas en todo Madrid. «Mientras -añadió-, nuestros cálculos señalan un mínimo de 3.000 pisos oficiales no ocupados por sus dueños.»

Las gestiones realizadas en los últimos días con la Administración no han resuelto gran cosa. La única promesa que parece ser firme es la de reservarles setenta viviendas de las que se construyen actualmente en Alcalá de Henares. Las asociaciones pretenden que se amplíe el número a 150. Aunque en un primer momento podría haber habido problemas con las asociaciones de esta localidad, que reclamaban la mayoría de las viviendas para las familias necesitadas del propio pueblo, han manifestado ya su acuerdo en que las 150 citadas se adjudiquen a las familias de Carabanchel, muchas de las cuales viven en condiciones infrahumanas.

La Dirección General de la Vivienda ha ofrecido asimismo un cupo de entre treinta y cuarenta viviendas de las promovidas por Visomsa, aunque en este caso los vecinos quieren gestionar unas mayores facilidades en la forma de pago, actualmente prohibitivas para las disponibilidades económicas de los chabolistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de abril de 1978

Más información

  • Carabanchel