Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un muerto y dos heridos por disparos de la Guardia Civil

Al saltarse un control situado a la salida de la localidad de Buya (Vizcaya) en la carretera que conduce de La Peña a Arrigorriaga-, un coche ocupado por tres jóvenes fue tiroteado por la Guardia Civil, resultando uno de ellos muerto, otro herido grave y el tercero de pronóstico reservado.Hacia la una y veinte de la madrugada de ayer, efectivos de la Guardia Civil, que realizaban control de carretera en Buya, dieron el alto a un coche que realizaba maniobras, que parecieron sospechosas. Al no atender al requerimiento y darse a la fuga, la Guardia Civil efectuó varios disparos sobre el automóvil, que fue alcanzado por tres impactos de bala.

Según la versión distribuida por el Gobierno Civil de Vizcaya, la Guardia Civil disparó al no obedecer la orden de alto mientras realizaba un cambio de sentido. Los agentes encontraron en el coche a un solo ocupante, Efrén Torres Abrizqueta, que fue trasladado a hospital de Basurto, donde falleció a poco de ingresar.

Siempre según la versión oficial, dos personas, Roberto Hernando Herrero y Pablo Ramírez Lizarri, llegaron posteriormente al mismo hospital; el primero de ellos, con herida de bala, manifestó ser otro de los ocupantes del coche antes citado, y tras ser intervenido de urgencia, el pronóstico es muy grave. Respecto al segundo, el Gobierno Civil dice que igualmente presentaba heridas de bala y que «también puede ser ocupante del Seat 1430 que sufrió los disparos». El pronóstico de este último es reservado.

Asimismo, las fuerzas del orden detuvieron después, en el mismo lugar donde se desarrollaron los hiechos, a los ocupantes de otros dos vehículos, al parecer delincuentes habituales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 1978

Más información

  • Al saltarse un control